15 de octubre de 2019
Aguas de Manizales. Banner octubre de 2019.

El periodismo independiente libra la batalla de la supervivencia económica

5 de octubre de 2019
5 de octubre de 2019

Medellín, 5 oct (EFE).- El periodismo independiente de América Latina convive con la angustia diaria de asegurar la supervivencia económica, coincidieron este viernes en Medellín varios expertos que participan en el Festival Gabo.

La prensa en general enfrenta una crisis financiera por la caída de la publicidad y esta situación golpea más a los medios independientes que muchas veces, por ser publicaciones de nicho o estar orientados al periodismo de investigación, no encuentran suficientes recursos para mantenerse a flote.

«Antes, cuando nos encontrábamos en estos congresos, hablábamos nada más de los reportajes que hacíamos pero ahora (la pregunta) es ¿cómo te estás financiando?, ¿quién es el contacto?, ¿con qué temas les puedo llegar?», manifestó la periodista mexicana Marcela Turati en un panel que abordó la cuestión financiera en los medios independientes.

El reciente cierre de la edición del New York Times en español planea como un fantasma sobre quienes se dedican a hacer periodismo fuera de los grandes medios y da una idea del panorama.

«Todos tenemos este susto, de que si una gran empresa no encontró (dinero), más difícil lo tenemos nosotros», afirmó.

Pese a las dificultades, se puede hacer periodismo independiente de calidad, de lo cual puede dar fe la propia Turati, que anoche recibió el Premio Gabo en la categoría de Cobertura como coordinadora de proyectos de Quinto Elemento Lab., con un trabajo sobre el drama de los desaparecidos en México.

Esta investigación, titulada «El país de las dos mil fosas», mostró por primera vez «la expansión del hallazgo de fosas clandestinas en México entre los años 2006 y 2016», durante el periodo de la llamada guerra contra las drogas.

«Como periodistas sufrimos lo mismo que muchos que emprendieron (…) que se han independizado de los medios y antes pensaban solo en su nota, pero ahora buscan un proyecto que sea financiable», añadió.

Turati contó que recientemente conversó con un colega suyo que estaba feliz porque «ya tenía asegurados los salarios para diciembre», lo que teniendo en cuenta que estamos en octubre, da una idea de las dificultades a las que se enfrenta el periodismo independiente.

«Las cosas han cambiado cuando hablamos de modelo de negocio», manifestó por su parte la directora de programas para América Latina del Media Development Investment Fund, María Catalina Colmenares, quien sin embargo enfatizó que «lo que sigue existiendo y siempre existirá es el contenido».

Según Colmenares, «el reto principal en términos del modelo es entender lo que se quiere hacer, cuál es el contenido, cómo me quiero diferenciar, cuáles son los canales de distribución y cuáles son las oportunidades de conectar con ese mercado».

La directora de Velocidad, una aceleradora de medios de América Latina, Vanina Berghella, recomendó buscar un equilibrio entre la generación y venta de productos propios con la búsqueda de financiamiento mediante la filantropía, por ejemplo, una tarea que puede involucrar a todos los periodistas del medio.

«Tu equipo de redacción tiene que ser consciente de cuáles son los modelos de negocio que está trabajando tu organización para que también aporten su conocimiento», sugirió.

Al respecto, Turati dijo que la publicidad sigue teniendo peso en pequeños emprendimientos pero también hay otras fuentes que se pueden explorar, como por ejemplo cenas y fiestas patrocinadas para recaudar fondos, o apoyarse en el periodismo colaborativo.

Este modelo tuvo éxito en esta edición del Festival Gabo, que concluye este viernes, ya que además del premio de Cobertura, el de Innovación fue para un equipo compuesto por varios medios, en este caso tres mexicanos y tres venezolanos que investigaron la trata de mujeres en los dos países. EFE