21 de octubre de 2019
Aguas de Manizales. Banner octubre de 2019.

Subcontratación, más allá de la segmentación laboral

6 de septiembre de 2019
6 de septiembre de 2019

El Gobierno y los grupos sindicales proponen una regulación laboral que no solo modifique el modelo de subcontratación, sino que también mejore las condiciones socioeconómicas de los trabajadores.

Al respecto, Alfredo Serrano Mancilla, director del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), afirmó que “regular a los trabajadores con un buen salario y mejorar sus condiciones genera mayor eficiencia”.

El doctor en Economía es el invitado internacional del II Congreso de Derechos Humanos, organizado por el Sindicato Mixto de Trabajadores de las Universidades Públicas Nacionales (Sintraunal) y cuyo tema central es la subcontratación como nuevo modelo de esclavitud en el siglo XXI.

En el evento, que se instaló en el Auditorio Camilo Torres de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), participaron representantes sindicales de varias universidades y de otras entidades públicas del país, además de importantes voces que plantean una reforma para garantizar los derechos humanos de los trabajadores en el actual contexto internacional.

El doctor Serrano dijo que “los trabajadores tienen vida, necesitan espacios, no pueden estar disponibles a lo que diga el contratante”. Además explicó diversos modelos de contratación como la subcontratación, la flexibilización, el término definido y la contratación por horas, que supone una disponibilidad que no garantiza el trabajo.

En Colombia un proyecto de ley busca reducir la jornada laboral y que se cotice por horas y por días para las personas que devengan menos de un salario mínimo, es decir 828.116 pesos (alrededor de 276 dólares). Para argumentar la iniciativa, sus promotores hacen referencia a que este sistema ya lo tienen países como Estados Unidos (salario mínimo de 1.257 dólares) y regiones como la Unión Europea (Alemania, 1.557 euros o Francia 1.521 euros).

Para Ricardo Jaramillo Rincón, economista de la UNAL y representante del colectivo Viva la Ciudadanía, “los tres problemas más graves a los que se enfrenta el país son: el incremento del trabajo asalariado informal, la precaria inspección laboral, y el aviso y aprovechamiento de migrantes venezolanos.

La mirada sindical

En la instalación del Congreso, el viceministro de Trabajo, Carlos Baena, sostuvo una conversación con los líderes sindicales, en la cual destacó que en lo que va corrido del año se han adelantado 27 sanciones a empresas por valor de 1.444 millones de pesos. Esto en relación con la Resolución 2021 de 2018 que plantea la ruta para que los trabajadores reconozcan sus derechos como prestadores de servicio.

Al respecto, Rhett Dumitt, director ejecutivo del Centro de Solidaridad –con sede en Estados Unidos– mostró su desacuerdo con el viceministro y señaló que “en los 17 años que llevo trabajando con grupos sindicalistas, puedo decir que las cifras no son ciertas. Eso no se está cumpliendo”.

Juan Carlos Arango, presidente de Sintraunal, resaltó la labor de los sindicatos como agentes impulsores de mejoras laborales, sobre todo para los trabajadores tercerizados, quienes, en su concepto, “son objeto de despido cuando el contratante sabe que estos se interesan en los temas sindicales”.

En cambio, Manuel Restrepo, vicerrector de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC), mostró su preocupación por los que hasta ahora ingresan al mundo laboral: “estamos frente a una generación que ya no podrá jubilarse”.

Esta situación no solo se daría por las condiciones de trabajo sino por la extensa historia que rodea el sindicalismo en Colombia. Frente a esto, la investigadora Luz Ángela Núñez expresó que “estamos en los días en que se desprestigia a los sindicatos, se pasa de la defensa de los derechos a la defensa de la vida de los trabajadores”.

Un llamado a repensar los informes

Con respecto a los informes oficiales, el doctor Serrano manifestó que “al informe laboral del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas le faltan variables. Dentro del 10,7 % que se reporta como oficial sobre el desempleo en el país no se han tenido en cuenta a los trabajadores que se encuentran en condiciones informales; tampoco existe una cifra aproximada para el subempleo”.

Según el director de la Celag, en América Latina 8 de cada 10 trabajadores se encuentran en la economía informal. Para el experto, este es uno de los problemas principales que se debe pensar dentro de la reforma de las políticas laborales.