28 de septiembre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Políticos Vergonzantes hacen “pactos de sangre” para gobernar

Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
17 de septiembre de 2019
Por Julián Andrés García Cortés
Por Julián Andrés García Cortés
Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
17 de septiembre de 2019

“Nuestra alianza es con la ciudadanía”. Esa puede ser una de las frases más mencionadas por todos los candidatos en época electoral. Por su puesto que tiene toda la validez, y a muchos políticos les queda bien y se les puede creer, ya que su camino y el proceso que han llevado así lo avalan. Pero el problema, es que esa frase la han convertido en una muletilla, en un cliché que todos quieren decir, pero que pocos pueden demostrar.

En estas elecciones no pueden quedar atrás las alianzas “estratégicas” y los personajes “importantes”, para que pongan votos y plata y así poder garantizar las victorias del próximo 27 de octubre. Esas alianzas no tienen ni pisca de acuerdos programáticos, no tiene una sola aproximación ideológica y sí tiene mucho de pactos secretos burocráticos, como si gobernar una ciudad fuera hacer negocios entre los politiqueros de turno.

Esas alianzas, que son más pactos de sangre para gobernar y para beneficiarse unos a otros de los bandos políticos que se enfrentan, terminan siendo negocios vergonzosos entre políticos vergonzantes. Según la definición, vergonzante es la “persona que procede de modo encubierto o disimulado por vergüenza”, tal y como pasa en la política de Manizales, Caldas y gran parte del país.

Aunque parezca extraño hay secretos a voces, candidatos que se hacen llamar independientes, muchos de ellos le apostaron a las firmas para disimular su poca autonomía y además en su publicidad salen solos para ocultar esas compañías incomodas y oscuras que resultan ser los candidatos de la política tradicional, a ellos los he denominado los políticos vergonzantes, que se esconden para hacer los acuerdos, pero que salen a la calle con pose de independientes y que reciben en su campaña a todo “perro y gato” (con respeto de esos nobles animales),con tal de poder ganar las elecciones.

Lo que está claro con esos políticos vergonzantes, que esconden a sus patrocinadores para no tener que pagar con el rechazo de los electores, es que si llegan a gobernar, estarán empeñados sin posibilidad de maniobras y con muchas deudas económicas que tienen que pagar con contratos desde la administración, llegando al extremo de que posiblemente todas esas alianzas estratégicas terminen en actos de corrupción y por consiguiente en muchas demandas y la posible cárcel para el elegido.

Es mejor salir en campaña con la publicidad del político que se admira, decir con orgullo que se cuenta con el apoyo de él y poder mirar a los ojos a la gente para decirles que no hay nada que esconder y que sí es posible hacer una política electoral diferente a la habitual.

***

Resulta muy satisfactorio para la ciudadanía que por fin hay un condenado por comprar votos en este país, se trata de Aida Merlano, quien no se pudo posesionar en el congreso y que hoy enfrenta una condena de 15 años en la cárcel tras haber cometido este delito. Esta es una alerta y un llamado de atención para aquellos que usan esta práctica. Los estaremos vigilando y haremos las denuncias del caso si vemos algún comportamiento de este estilo el próximo 27 de octubre.

 

[email protected]

@Julianelpolit