21 de septiembre de 2019
Aguas de Manizales. Banner septiembre de 2019.

El dólar alto en relación con el peso colombiano puede representar mayores ingresos para el país. Minhacienda

11 de septiembre de 2019
11 de septiembre de 2019
Crédito: Minhacienda.

Bogotá, 11 de septiembre_ RAM_El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, señaló durante su intervención ante las comisiones conjuntas económicas del Congreso de la República, que con una tasa de cambio depreciada en 100 pesos, los efectos en el presupuesto del próximo año serían de un billón de pesos.

Según Carrasquilla, si el dólar está 100 pesos por encima de lo previsto en el presupuesto general de 2020, que es de $3.129, Colombia podría recibir más de un billón de pesos adicional.

En ese sentido, explicó que según los cálculos habría un mayor tributo de 319 mil millones de pesos, otros 300 mil millones más en dividendos de Ecopetrol y 278 mil millones en pago de interés de deuda externa.

«Si la tasa de cambio es 100 pesos más alta a la del presupuesto se producirán cinco efectos: Los impuestos de origen externo implicarían mayor recaudo de 720.000 millones de pesos; en el sector petrolero existirían mayores recaudos», sostuvo Carrasquilla.

Precisó que «hicimos un estimativo de utilidades y habría un mayor tributo de 319 mil millones; asociados a mayores utilidades habría mayores dividendos, en el caso de Ecopetrol, que serían por 300 mil millones y tendríamos 278 mil millones por concepto de pago de intereses”.

De la misma manera, el ministro Carrasquilla anunció la estrategia de deuda del próximo año,» si bien se vence el año entrante, vamos a recontratarla (…) Eso vale 28 billones de pesos y vamos a contratar un nuevo endeudamiento por 19,2 billones”.

Sin embargo, los congresistas siguen manifestando su preocupación sobre cómo se financiarán los 271,7 billones de pesos del presupuesto previstos para 2020. Igualmente cuestionan la necesidad de vender activos de la Nación para cubrir el faltante de 8,5 billones de pesos.

En ese sentido, el senador Gustavo Bolívar señaló que su bancada pedirá aclaración sobre los activos que posiblemente el Gobierno tendría que vender.

«Es fácil suponer que venden como siempre las empresas más atractivas para el capital privado; esas serían en su orden Ecopetrol, Isa y Coltel y caeríamos de nuevo en el error de haber vendido Isagén  y aún no vemos las autopistas 4G».

A su turno el senador de Cambio Radical, Richard Aguilar, indicó que “la venta de Isagén se demoró más de un año y medio. Yo preferiría bajarle un poco al monto de $271 billones y que, por ejemplo, se maneje una cifra de $259 billones para poder revisar bien cómo podrían ser las ventas”.

Entre tanto la representante a la Cámara, Katerín Miranda, señaló que «no podemos permitir que se siga vendiendo el país, (…) No es posible que en los últimos 20 años Colombia haya hecho enajenaciones por cerca de 10 billones de pesos y en lo corrido de este gobierno ya tenemos ese valor en un solo año, 8.5 billones de pesos.

«Está desfinanciado este presupuesto y estamos repitiendo la triste historia de hace un año; no podemos permitir que se apruebe un monto sin saber de dónde saldrá esa plata», indicó la congresista.

Miranda propuso dos opciones: «Una, que el Gobierno nos diga de dónde saldrán los 8.5 billones de pesos o que se reduzca ese presupuesto y lo ajustemos a la realidad; no podemos seguir vendiendo los activos y desfinanciado al país».