16 de septiembre de 2019
Aguas de Manizales. Banner septiembre de 2019.

Análisis Dónde diablos están los publicistas?

11 de septiembre de 2019
11 de septiembre de 2019

Desde que empezó la carrera para llegar a la Alcaldía de Pereira, el discurso de los ocho candidatos que aspiran a ese cargo ha tenido un común denominador: la falta de seducción, contundencia y estrategias de comunicación que brillan por su ausencia con mensajes de poca longitud.

Todos en su estilo, se han declarado en querer convertir a Pereira en un paraíso. Ese parece ser el foco de la contienda, pero los que se han robado el show son los que han basado su estrategia comunicacional en el holograma GALLO, que poco a poco ha venido desdibujando el componente más importante que debe tener una campaña electoral: poner a soñar los ciudadanos.

Entonces, si el objetivo es alcanzar un cargo de ese calibre, no hay otra opción que seducir al electorado con una propuesta innovadora pero realizable y que, en cierta forma, genere la ilusión de tener un determinado modelo de ciudad.

Como se ven los candidatos?

A mes y medio de las elecciones del próximo 27 de octubre, hay un detalle que llama particularmente la atención, a estas alturas, en Pereira no hay estrategias de comunicación fuertes. «Hay más candidatos que campañas».

El tema es preocupante. Y no es para menos, pues el único medio que tienen para vender la imagen de un político es la publicidad. Tanto así que cerca del 70% del presupuesto de una campaña es destinado a ese concepto. Viene la pregunta, si en la actual coyuntura las campañas no son tan contundentes, ¿Cómo están percibiendo los pereiranos a sus candidatos?

Marketing con sentido!

Hoy en día, para ganar unas elecciones, es más importante la estrategia de comunicación utilizada que el propio programa electoral. Justo lo mismo que sucede en el ámbito comercial con un producto cualquiera: puede ser el mejor producto que existe, que si no sabemos comunicarlo de forma correcta en el mercado jamás será un producto exitoso. Al contrario, ocurre lo mismo: un producto malo puede triunfar en el mercado, si se sabe vender de forma adecuada a los consumidores.

“Una estrategia correcta puede sobrevivir a una campaña mediocre, pero una campaña brillante puede fracasar si la estrategia está equivocada.”Joseph Napolitan.

La imagen de un Alcalde debe estar dada en un contexto positivo ya que hoy en día la política es tan personal, la clave de la imagen política de un candidato gira en torno a la persona del candidato, a partir de un determinado uso del color, imagen y tipografía en distintas plataformas utilizando el recurso de la retorica como medio de persuasión. Se debe estrechar
una relación, en este ámbito, significa una comunicación entre el candidato y los electores, construyendo una imagen política sólida, que transmita confianza y seguridad, a fin de conquistar la aceptación y la simpatía del mercado electoral.

El lenguaje corporal en política!

La importancia en la gestualidad que tiene un político a la hora de dar su mensaje hacia el público revela aspectos muy importantes de su personalidad. El lenguaje corporal supone el 93% de la comunicación. Posturas, gestos, ademanes y expresiones influyen positiva o negativamente y de forma inmediata en las personas que perciben sensaciones que se traducen en un político con o sin carisma.

Verdaderos publicistas expertos en Marketing político si hay, y no exactamente en una tipografía!