15 de octubre de 2019
Aguas de Manizales. Banner octubre de 2019.

Controversia por la terapia hormonal de la Menopausia y el cáncer de mama

19 de septiembre de 2019
19 de septiembre de 2019

Por Guillermo Romero Salamanca

Adriana Camero Lascano, presidente de la Asociación Colombiana de Menopausia ha dicho que “los beneficios y riesgos de la Terapia Hormonal de la Menopausia, THM, difieren según el momento de la menopausia, la sintomatología y las enfermedades concomitantes de las pacientes, de modo que la individualización de la terapia es esencial”.

Este pronunciamiento lo hace luego de conocerse un reciente artículo publicado por la revista médica The Lancet, en relación con la terapia hormonal de la menopausia y el riesgo de cáncer de seno.

Para la Asociación Colombiana de Menopausia-Asomenopausia y otras sociedades europeas y latinoamericanas, esta investigación debe leerse con mucha precaución, pues el análisis derivado de sus resultados puede estar descontextualizado, no solo en el tiempo, sino también con las poblaciones analizadas, los regímenes de hormonas ya obsoletos utilizados y lo más importante, las pacientes seleccionadas no eran las más adecuadas para recibir la THM.

Según la presidente Adriana Camero, no estamos ante un nuevo estudio controlado-aleatorizado, sino ante una revisión de estudios anteriores, ya conocidos, lo que se denomina un metaanálisis –análisis de diferentes estudios–, en el lapso anotado.

Como lo reconoce TheLancet, el análisis efectuado es sobre los tratamientos combinados que incluían los progestágenos acetato de noretisterona y acetato de medroxiprogesterona, que no se utilizan hoy en día, por sus efectos adversos conocidos, prefiriendo la progesterona natural y la didrogesterona, cuya representación en dicho estudio es mínima.

Según Urdinola, el análisis no cubre los tratamientos en uso actualmente, siendo necesario investigar este aspecto para conocer la realidad de hoy.

Imagen Pixabay

Entender la Terapia

La médica Camero Lascano recuerda que la menopausia es un evento fisiológico en la vida de toda mujer, se puede entender como el final de los ciclos menstruales y el agotamiento total de la reserva ovárica. Estos eventos pueden ocurrir alrededor de los 49 a 52 años de edad.

La mayoría de las mujeres postmenopáusicas manifiestan síntomas vasomotores –sofocos o bochornos–, agotamiento, labilidad emocional –irritabilidad, ansiedad o depresión–, problemas osteomusculares, alteraciones del sueño, sequedad vaginal y disminución de la líbido, aspectos que definitivamente afectan la calidad de vida.

 La THM es la manera de compensar la deficiencia estrogénica y gracias a importantes estudios realizados, en las últimas décadas, se inició una controversia sobre los beneficios y potenciales riesgos de ésta, señala el médico experto en menopausia, Jaime Urdinola.

Opciones terapéuticas

Una la constituye la Terapia Hormonal de la Menopausia (THM), que ha sido, es y seguirá siendo un tratamiento polémico y controvertido por los resultados de los estudios que han sido publicados en revistas médicas, muchas ellas con posteriores reanálisis y en medios de comunicación. La THM presenta suficiente evidencia científica que mantiene y mejora la calidad de vida, cuándo ésta se ha deteriorado como consecuencia de la menopausia, enfatiza la presidente Adriana Camero.

La terapia hormonal de la Menopausia (THM) es un tipo de tratamiento que consiste en tomar hormonas para prevenir o tratar ciertas afecciones médicas. Las indicaciones actualmente aprobadas para la THM incluyen los síntomas vasomotores, la menopausia prematura, los síntomas genitourinarios y la prevención de la osteoporosis.

Calidad de vida

La dirigente ha recordado que, gracias a los nuevos aportes de la tecnología médica, las mujeres van a vivir un tercio de su vida en el periodo de menopausia, por lo que se hace necesario brindar opciones que impacten de una forma positiva en la calidad de vida de las pacientes y en la prevención de enfermedades crónicas.

Se debe realizar un balance real entre el beneficio que se obtiene al emplear THM sobre la calidad de vida, sus efectos cardiovasculares, sobre la salud ósea y su efecto cognitivo, con la asociación de desarrollar cáncer de mama. Si la terapia hormonal se inicia antes de los 60 años o en el plazo de 10 años después de la menopausia, los beneficios superan los riesgos y es la llamada “Ventana de oportunidad”.

No la pueden tomar

Expresó que las mujeres con antecedentes de cáncer de mama, cáncer de ovario, cáncer de endometrio, trombosis (coágulos de sangre) en las piernas o los pulmones, accidente cerebrovascular, enfermedades hepáticas o sangrado vaginal inexplicable, por lo general, no deben someterse a una terapia hormonal.

En lugar de ella, dijo, existen también otras opciones farmacológicas no hormonales, que el médico tratante puede sugerir a las mujeres en esta etapa de su vida. Es posible también, que se pueda mejorar los calores menopáusicos con estilos de vida saludable, como mantenerte fresca, limitar el consumo de bebidas cafeinadas y el alcohol y practicar la respiración relajada y rítmica u otras técnicas de relajación.

Para los problemas vaginales, como la sequedad o el dolor durante las relaciones sexuales, existen alternativas terapéuticas como los hidratantes, los humectantes, los lubricantes vaginales, los preparados de ácido hialurónico, el factor de crecimiento y otras alternativas como el uso del láser o la radio frecuencia.

Imagen Pixabay

No hay riesgo de cáncer

Con respecto a la pregunta de si la THM produce cáncer de mama, la respuesta es definitivamente no, enfatiza el doctor Germán Barón, expresidente de la Asociación Colombiana de Menopausia, tal vez el mayor temor que ha guiado a pacientes y médicos con el uso de terapia hormonal para la menopausia es el temor a desarrollar diversos tipos de tumores, en especial el cáncer de mama.  Miles de mujeres han recibido terapia hormonal para la menopausia en todo el mundo y eso ha permitido conocer en gran parte sus efectos.

“Aunque sus beneficios son reconocidos, la posibilidad de un pequeño incremento en el riesgo de cáncer de mama con su uso sigue generando gran controversia.  Muchos estudios han tenido problema de diseño lo que no permite arrojar conclusiones definitivas. Otros han tomado pacientes que no deben recibir tratamiento o lo han hecho con compuestos o dosis inapropiadas.  También ha existido la tendencia a pensar que los factores de riesgo son como las matemáticas y sencillamente se suman, o sea que si hay antecedente familiar y se da una terapia hormonal aumentaría mucho más el riesgo de tener un cáncer de mama.  Eso no es cierto”, dijo.

Para tranquilidad de las mujeres la evidencia científica es muy clara y demuestra que el impacto que la terapia hormonal pueda tener sobre incremento en el riesgo es menor incluso que el riesgo que tiene una persona obesa.

Es muy importante resaltar que las mujeres que se encuentran alrededor de la etapa de la menopausia –49 a 52 años– deben asistir a un control médico, de un profesional experto en el tema,  ya que esta etapa constituye un momento fundamental en su vida, en donde además de aliviar los síntomas que están alterando su calidad de vida, se puede prevenir muchas enfermedades crónicas que la coloquen en riesgo, como las enfermedades cardiovasculares, que constituyen la primera causa de muerte en este grupo etáreo a nivel mundial, las enfermedades osteomusculares como la osteoporosis y la sarcopenia y las enfermedades oncológicas.

Imagen Pixabay

Debido a lo anterior el abordaje de las mujeres menopáusicas por parte de sus médicos debe ser integral y multidisciplinario, incluyendo el análisis de los antecedentes personales, familiares, los síntomas que presente en las diferentes esferas, los hallazgos al examen físico completo, la evaluación de los resultados de los estudios solicitados y de los factores de riesgo encontrados, con esto se escogerá la mejor opción terapéutica, señaló Jaime Urdinola.

En caso de alguna inquietud, la paciente puede comunicarse con la Asociación Colombiana de Menopausia. “Somos una Asociación científica sin ánimo de lucro, cuya misionalidad es “luchar por el bienestar y la protección de la salud de la mujer en el climaterio y la menopausia, fundamentándose en la investigación científica, la educación continuada, la consultoría y el desarrollo de programas de salud en la edad mayor de la mujer y de la familia”, dijo la presidenta Adriana Camero.