15 de octubre de 2019
Aguas de Manizales. Banner octubre de 2019.

Cartilla de paz promueve inclusión de nuevos grupos familiares

20 de septiembre de 2019
20 de septiembre de 2019

Con base en los cambios de las pautas de crianza infantil que han surgido a raíz de las configuraciones recientes de las familias: monoparental, reconstituida u homoparental, entre otras, Aprendiendo con Ben busca contribuir a la construcción de paz en una sociedad incluyente.

La publicación ilustrada, producto de la investigación de Cindy Johana Aguirre Holguín, estudiante de Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira, propone una lectura guiada por padres, docentes o acompañantes a través de las situaciones cotidianas que puede afrontar un niño de 4-5 años frente a su grupo familiar, en particular cuando este se sale del núcleo convencional, constituido por padre y madre.

El objetivo de Aprendiendo con Ben es crear conexiones entre los miembros de cada familia para obtener espacios sensibles, confianza, comunicación y desarrollo intrafamiliar y social.

Según la revisión de literatura adelantada en la investigación, actualmente la familia se entiende como un “grupo de individuos vinculados entre sí por lazos consanguíneos, consensuales o jurídicos, los cuales constituyen redes de parentesco actualizadas de manera episódica a través del intercambio, la cooperación y la solidaridad, lo que concibe nuevas formas de agrupación familiar”.

En ese sentido, emergen tipologías como la “familia nuclear monoparental”, constituida por uno de los padres e hijo; “reconstituida”, en la que uno de los padres vuelve a formar pareja luego de una separación; “ensamblada”, conformada por hermanos o amigos; “adoptiva”, cuando los padres no son biológicos, y “homoparental”, integrada por una pareja del mismo sexo, entre otras.

Frente a dichas circunstancias, es imprescindible generar estrategias que permitan romper las barreras de comunicación concebidas por el tejido de las nuevas agrupaciones familiares.

El enfoque de “construcción de paz” responde a la urgencia de integrar a los nuevos actores de la sociedad, como los excombatientes reinsertados, pues allí también se han formado otras agrupaciones familiares que requieren implementar estrategias de comunicación con sus hijos para formarlos en valores fundamentales como autoestima, autonomía, confianza, diversidad, empatía, paciencia, responsabilidad, amor, autocuidado, respeto y tolerancia.

Aprendiendo con Ben

El personaje principal del libro es Ben, quien se sitúa en los contextos habituales de un niño de 4-5 años, como por ejemplo habitación, cocina-comedor, salón de clases, patio de recreo en el colegio, parque a las afueras del hogar, hospital y zoológico.

En los diferentes espacios se incorporan personajes ajenos que reflejan la diversidad: familias monoparentales y homoparentales, personas con discapacidades físicas e individuos de varias etnias, entre otros.

La investigación también desarrolló la Guía aprendiendo con Ben, que busca orientar a padres, acompañantes o docentes para que profundicen en las temáticas de trasfondo inmersas en el libro.

“En el marco de una educación con valores, el texto ofrece situaciones destinadas a la reflexión y al debate con los niños. El objetivo es favorecer su autonomía dentro de un clima de seguridad y confianza que practique la convivencia basada en solidaridad y respeto mutuo”, comentó la estudiante Aguirre.

Es importante aclarar que ni la guía para acompañantes ni el libro ilustrado contienen material que imponga una visión de mundo específico; por el contrario, entrega herramientas para que, por medio de la lectura guiada, los padres o docentes puedan hablar con los niños sin obligarlos a una comunicación unidireccional.

De este modo, temáticas complicadas como distribución familiar, diversidad de género, discapacitados, bullying, multiculturalidad étnica, personas de la tercera edad, respeto a los animales, entre otras, pasan a ser interrogantes que el niño puede manifestar o no, a partir de la lectura del libro.

El libro se estructuró en el municipio de Palmira (Valle del Cauca) gracias a agrupaciones familiares que aportaron sus recomendaciones en términos temáticos para los contextos desarrollados. Además para la narración de la historia fue clave la colaboración de una psicóloga infantil, quien explicó la importancia de usar una terminología sencilla, y también de un editor de libros, quien asesoró el estilo narrativo. Por último, el diseño de la estudiante Aguirre se fundamentó en las tendencias del diseño infantil.

El asesor de esta investigación fue el docente John Jairo Cardozo y los directores de trabajo de grado Gloria Patricia Herrera y Leonardo Alberto Ochoa.

El Mapa Mundial de la Familia –un consorcio internacional que estudia las tendencias familiares en todo el mundo– señala que en Colombia el 62 % de las familias son nucleares biparentales, el 27 % monoparentales y un 11 % son niños que no conviven con ninguno de sus padres biológicos.

Por su parte, el Departamento Nacional de Planeación de Colombia advirtió que para 2016 los hogares familiares han venido disminuyendo poco a poco, mientras que los no familiares pasaron del 6 % en 1993 a cerca del 14 % en 2014.