21 de octubre de 2019
Aguas de Manizales. Banner octubre de 2019.

Manizales, ¿cómo vamos?

1 de agosto de 2019
Por Juan Alvaro Montoya
Por Juan Alvaro Montoya
1 de agosto de 2019

Anthony J. Robbins, el popular orador y escritor motivacional estadounidense escribió “Usar el poder de decidir te da la capacidad de superar toda excusa para cambiar cualquier parte de tu vida en un instante”. Con esta frase, lapidó la antipatía de aquellos que tambalean ante la duda y optan por el camino del silencio para esconder su falta de juicio. Cada día, desde la alborada hasta el descanso nocturno nos enfrentamos al albedrío que determina el rumbo de la existencia. Aspectos tan elementales como el camino que debemos tomar, las prendas que vamos a vestir o las palabras que pronunciaremos en medio de un acalorado debate, definen con crudeza el destino. Se puede afirmar sin vacilación que no existe decisión sin consecuencias.

En política, las determinaciones son indisolubles con el resultado. La imagen, los amigos, el programa de gobierno, los apoyos, las coaliciones, todo debe pasar por un minucioso proceso de análisis y evaluación. Irónicamente, lo único que no se elige es el resultado. Ello depende de los sufragantes que son movidos por aspectos tan diversos que van desde las tradicionales fuerzas políticas y los intereses creados hasta las promesas o simplemente la influencia en las redes.

Los tiempos cambian. En este juego, el azar va perdiendo terreno y la información se convierte en un factor primordial. Por esta razón la iniciativa “¿Cómo vamos?” se ha convertido en una pieza fundamental para saber el estado en que se reciben los municipios y la forma como estos son administrados. Este programa se convierte en un mecanismo de seguimiento a aquellos programas de gobierno que reciben el voto de confianza del electorado para premiar al candidato que, elegido alcalde, asume sus propuestas como un compromiso.

Manizales ha sido afortunada con los resultados de sus comicios anteriores. Después de revisar las estadísticas del programa “Manizales como vamos” se observa el avance que se ha obtenido en los 11 ejes temáticos analizados.

Se destaca que entre los años 2016 y 2017, tres mil personas superaron la línea de pobreza, evidenciando que solo el 13,8% de los manizaleños se encontraban por debajo de esta precaria condición, lo que representó una mejora del 42% respecto a 2010. En contraste, a nivel nacional se registra un incremento del 1,8% de pobreza multidimensional en el mismo periodo. En desigualdad nuestra ciudad mejoró un 8% respecto a 2016 y fue la tercera urbe menos desigual del país, superada solo por Bucaramanga y Pereira.

Con un 82% de la población, Manizales es la segunda capital con mayor número de afiliados al régimen contributivo, la tercera en equipamiento hospitalario con 3,6 camas por cada mil habitantes, la segunda con menor tasa de mortalidad materna y la número uno en prevención de embarazo adolescente. Como aspectos negativos en el campo de la salud, se observa un incremento de 54% en suicidios entre 2016 y 2017 y la inexistencia de una estadística de desnutrición infantil.

En educación mejoramos en cobertura preescolar, al pasar del -3% al -2%. No obstante, empeoró en atención a primera infancia al disminuir un 4% la cantidad de cupos disponibles.

La encuesta de percepción ciudadana refleja una notable mejora en materia de empleo. Actualmente Manizales es la segunda mejor capital en calidad laboral, la cuarta mejor en ingreso, la segunda con mayor cobertura en seguridad social, la primera en formalidad laboral (contrato de trabajo) y la primera con menor informalidad. No se puede dejar a un lado un censo significativo. A pesar de que la tasa de homicidios disminuyó entre 2016 hasta 2017, se registró un incremento importante en delitos contra el patrimonio como el hurto simple evidenciando con ello el deterioro en la sensación de seguridad de los manizalitas.  En movilidad, destacamos por ocupar el primer lugar en uso del transporte público.

El informe de “Manizales como vamos” se compone de mas de 200 páginas, a través de las cuales se puede destacar, a título general, la mejoría registrada en los últimos cuatro años.  Los once ejes analizados por el documento crean un hito para los actuales candidatos que deben, cuando menos, mantener los indicadores positivos y mejorar aquellos en los cuales la ciudad pasa en rojo. ¡Amanecerá y veremos!.

E-mail: [email protected]