21 de septiembre de 2019
Aguas de Manizales. Banner septiembre de 2019.

El reto de recortar tiempos en la formación universitaria

Profesor comprometido con la transformación del país a través de la educación. Formado en Lic. En Biología y Química, Mg. En Enseñanza de las Ciencias, Doctorando en Didáctica y constante investigador vinculado a la educación universitaria. Twitter: @DavidAlTama.
23 de agosto de 2019
Por Omar David Álvarez Tamayo
Por Omar David Álvarez Tamayo
Profesor comprometido con la transformación del país a través de la educación. Formado en Lic. En Biología y Química, Mg. En Enseñanza de las Ciencias, Doctorando en Didáctica y constante investigador vinculado a la educación universitaria. Twitter: @DavidAlTama.
23 de agosto de 2019

ARISTAS

Desde hace varios años se escuchan referencias a las acreditaciones de universidades y programas académicos, ejercicio cuyo propósito es garantizarle a la sociedad que unas y otros cumplen con estándares de calidad. El contexto social y las necesidades de las personas, entonces, han llevado las instituciones a repensar la educación superior, buscando entre otras cosas programas que permitan profesionalizar de formas asequibles en espacios, desplazamientos y en especial, tiempos. 

Los programas académicos en los diversos niveles, profesionales, especializaciones, maestrías, doctorados, presentan como una de las limitantes más grande, su duración, maestrías que requieren dos años de estudio, doctorados entre cuatro y cinco años de dedicación casi exclusiva.

Para ser competitivos en el mercado académico, estos programas están retados a repensarse para que, sin sacrificar calidad, sean desarrollados en menor tiempo, y con ello motivar a los aspirantes, personas que piensan distinto, nuevas generaciones que se mueven a otra velocidad y con otros intereses. En que sin ofender a los expertos en educación formados en los últimos 20 años, las propuestas que se requieren hoy no caben en sus cabezas, tiene que abrirle espacio a otras categorías, formas de aprendizaje y maneras de vivir en una por decir lo menos, digital, con sus distintas maneras de leer y escribir.

Las preguntas son serias y exigen respuestas duras, ¿cómo lograr competencias en breves tiempos?, ¿cómo conservar calidad en tiempos reducidos?, ¿cómo trabajar sobre lo esencial para un mundo vertiginoso? y claro, es un enigma por resolver ¿qué piensan al respecto las directivas de las instituciones de educación superior? ¿qué piensan los profesores? ¿qué piensan los investigadores? ¿qué piensan los estudiantes?