20 de agosto de 2019
Aguas de Manizales. Banner mes de agosto.

¡No votemos por los mismos de siempre!

18 de julio de 2019
Por Sebastian Valencia Castro
Por Sebastian Valencia Castro
18 de julio de 2019

El próximo 27 de octubre se realizarán en todo el país las elecciones locales. Los ciudadanos tendremos la oportunidad de elegir gobernador, diputados, alcalde y concejales. Son elecciones de vital importancia para el futuro del país, donde las estructuras políticas tradicionales, por un lado, y las alternativas, cívicas y ciudadanas por el otro, se la juegan toda con el objetivo de tener el poder político e implementar sus visiones, estrategias y modelos de desarrollo.

Lo cierto es que Colombia, Caldas y Villamaría han sido gobernados desde siempre por los mismos partidos políticos. Algunas veces de rojo, otras de azul, pero en últimas han sido los mismos con las mismas que han mal gobernado nuestro territorio. Mal gobernado porque basta realizar un paneo general de cada uno de los aspectos importantes de la vida del municipio, salvo algunos asuntos, para concluir que hemos ido de mal en peor. Las dificultades por las que atraviesa el país, el departamento y el municipio, relacionadas con la pérdida del empleo, el deterioro del campo, la desindustrialización, las dificultades relacionadas con la prestación del servicio de acueducto y alcantarillado, el deterioro de la malla vial, la rampante corrupción en todos los niveles, entre otros males, hacen que la población en general se quede sin futuro, sin oportunidades para salir adelante y sin dónde desarrollar su proyecto de vida.

Tales dificultades a las que nos han sometido a los villamarianos tienen unas causas y unos causantes. Son las estructuras políticas tradicionales que han gobernado por años, las que con sus prácticas politiqueras engañan a la gente, juegan con sus necesidades y han ocasionado todo el atraso y la crisis hoy nos aqueja. Por tal motivo, pensando en que no podemos seguir votando mal el domingo y esperar a que nos gobiernen bien el lunes y buscando iniciar un proceso de cambio en nuestro territorio, se debe hacer un llamado a la ciudadanía a ¡no votar por los mismos de siempre, no votar por los mismos con las mismas!

Resulta contradictorio que, viendo los pésimos resultados de todas y cada una de las administraciones que han sucedido a ésta, votemos nuevamente por los mismos para que todo siga igual. Quienes queremos que nuestro Municipio sea centro de desarrollo del departamento de Caldas, quienes nos pensamos una Villamaría en donde quepamos todos sin excepción, donde haya empleo, conectividad, calidad de educación, de salud y de transporte público, quienes creemos que se necesita un cambio estructural que beneficie a las amplias mayorías, debemos promoverlo sin aquellos que precisamente han generado el atraso, la desigualdad y en general la catástrofe en la que estamos inmersos.

El campo de la política alternativa en el municipio de Villamaría viene trabajando desde hace mucho sobre la idea de cambio para nuestro territorio. Estamos preparados para enfrentar los retos que nos impone la lucha política desde los argumentos, las ideas y las propuestas. Hemos sido juiciosos en el estudio de la realidad, las dificultades y las potencialidades de nuestro Municipio, y estamos preparados para gobernar de la mejor manera y junto con la gente.

La carrera por la administración municipal ha iniciado y los villamarianos nos enfrentamos a dos escenarios: el primero, donde todo puede seguir igual e inclusive empeorar, representado por las fuerzas políticas tradicionales; y el segundo, donde la esperanza y los anhelos de cambio de los villamarianos se vuelven realidad, representado por el campo alternativo. El próximo 27 de octubre salgamos a las calles, movilicémonos masivamente y llenemos las urnas de dignidad.