17 de julio de 2019
Aguas de Manizales. Banner julio de 2019.

Manizales Cómo Vamos Enfermedades del corazón, respiratorias y cerebrovasculares, principales causas de muerte en Manizales

10 de julio de 2019
10 de julio de 2019

Manizales fue la sexta ciudad con mayor tasa de mortalidad general en 2018. Además, la mortalidad sigue afectando más a hombres que a mujeres, con una tasa 20% superior, debido principalmente a las muertes por causa externa. 

Mortalidad

Manizales ha tenido un proceso más acelerado hacia la transición en salud y es considerada como una de las ciudades con mayor tendencia al envejecimiento. La tasa de mortalidad y las principales causas de muerte son evidencia de este proceso de transición demográfica.

Por un lado, la tasa de mortalidad se ha mantenido relativamente estable desde 2008. En el 2018 se presentaron 2.446 muertes de residentes en la ciudad, un 3% menos que en 2017. Después de cuatro años con incrementos consecutivos en la tasa de mortalidad, para el último año se presentó una disminución del fenómeno.

Adicionalmente, la mortalidad sigue afectando más a hombres que a mujeres, con una tasa 20% superior, debido principalmente a las muertes por causa externa (suicidios, homicidios, muertes accidentales y accidentes de tránsito).

Dese hace al menos 10 años el perfil de mortalidad en Manizales se caracteriza por un predominio de enfermedades crónicas no transmisibles.

Tasas específicas de mortalidad

Según el último informe de Manizales Cómo Vamos las tasas específicas de mortalidad por algunas enfermedades crónicas no transmisibles confirman nuevamente que Manizales está en una fase más avanzada de la transición en salud. En ambos casos, las tasas generales de mortalidad y las tasas prematuras se encuentran por encima del promedio nacional.

La incidencia de muertes por enfermedades de las vías respiratorias es 57% superior en Manizales, la tasa de muertes por algunos tipos de cáncer está por encima en un 67% y la incidencia de enfermedades cardiovasculares es superior por 38%.

En cuanto a las muertes prematuras (0 – 64 años), la tasa más alta corresponde a las defunciones por algún cáncer, que está 58% por encima de la tasa nacional. Además, la incidencia de muertes prematuras por enfermedades respiratorias casi duplica la observada a nivel nacional.

Mortalidad evitable

Un ejercicio emprendido por la Red Cómo Vamos ha sido retomado desde hace tres años para Manizales con el objetivo de analizar las causas de muerte para identificar las defunciones que se habrían podido evitar interviniendo los factores de riesgo. El análisis de la mortalidad evitable parte del hecho de que no es posible evitar la muerte, pero si intervenir los factores que aumentan su riesgo.

Aunque una porción de las muertes obedece al envejecimiento natural de la población, otra muy grande pudo haber sido evitada. De hecho, cuando se observa la tasa de mortalidad, un rasgo preocupante es que, en promedio, el 73% de las muertes se produce por causas evitables, entre las que se destacan enfermedades no contagiosas, especialmente las relacionadas con el sistema circulatorio y las causas externas.

En promedio en los últimos cinco años, el 41% ocurrieron por causas consideradas evitables por “tratamiento precoz” y otro 32% eran evitables con “medidas mixtas”.

Recomendaciones

La Organización Panamericana de la Salud, el Ministerio de Salud y la Universidad Javeriana, elaboraron un documento de recomendaciones de política para hacer frente a esta problemática. De acuerdo con la investigación, las políticas deben centrarse en atacar los factores de riesgo comunes que están asociados a una mayor carga de morbilidad: alcohol, tabaquismo, inactividad física y mala alimentación.