20 de septiembre de 2019
Aguas de Manizales. Banner septiembre de 2019.

En un acto de respeto y defensa del territorio, el Quindío se unió para decirle no a la megaminería en el municipio de Salento

9 de julio de 2019
9 de julio de 2019

La plaza principal del municipio de Salento fue epicentro de un acto de respeto y amor por la defensa del territorio. Allí, autoridades departamentales, municipales y la sociedad civil se unieron para decirles al gobierno Nacional y a la comunidad internacional que el Municipio Padre del Quindío rechaza la megaminería.

Con la firma del pacto por la Defensa de la Biodiversidad y el Paisaje de Salento y el Quindío, el gobierno de Carlos Eduardo Osorio Buriticá, la alcaldía municipal, la Asamblea Departamental, la Corporación Autónoma Regional del Quindío, universidades, Consejo Territorial de Planeación, Jardín Botánico; las fundaciones Reserva Rosa de los Vientos y Chicchan, entre otras, se comprometieron a trabajar y emprender acciones para la defensa del territorio.

El mandatario de los quindianos Carlos Eduardo Osorio Buriticá resaltó que la firma del pacto tuvo origen en la sociedad civil del departamento. “Tenemos que buscar los caminos adecuados para defender nuestra tierra. Este no es solo el pensamiento de un gobernante, es el de todo el Quindío, y nosotros no queremos que aquí exista megaminería”, agregó.

Explicó que este acuerdo se dará a conocer al gobierno Nacional, el Congreso de la República, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, a la UNESCO y a la comunidad internacional.

“Quiero que todo el mundo sepa que en el Quindío tenemos una posición unificada contra la megaminería”, expresó Osorio Buriticá, quien a su vez añadió que se debe hacer respetar el convenio que existe con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, que establece que no se realizará megaminería como medida de protección del Paisaje Cultural Cafetero, PCC.

El alcalde de Salento Juan Miguel Galvis expresó que “firmar este pacto es ratificarles a los ciudadanos que el gobierno departamental y municipal no están de acuerdo de que en este territorio se haga explotación minera a gran escala”.

El pacto

El pacto que se suscribió en Salento es un documento en el que convergen las máximas autoridades políticas y administrativas de Salento y el Quindío, las entidades públicas y privadas, universidades y las organizaciones de la sociedad civil para defender el territorio, el agua y la vida.

Además en mensaje de rechazo a la realización de proyectos mineros de gran escala, pues los ecosistemas y paisajes de Salento y el Quindío representan la identidad territorial.

En el documento también se insta al gobierno Nacional frente a los compromisos internacionales y las diversas actuaciones nacionales de política sectorial, para defender y proteger el patrimonio ambiental, social y cultural del municipio Padre, absteniéndose de expedir licencias de explotación minera en este territorio, que atentarían contra las condiciones naturales del municipio y del departamento del Quindío.

Asimismo el pacto exhorta al Congreso de la República a realizar el control social y político por el cumplimiento de los acuerdos y leyes que protegen al territorio de Salento y el Quindío.

Y se invita a todas las entidades y organizaciones que firmaron el pacto para que adelanten esfuerzos para la defensa del territorio, del agua y la vida en Salento.

El “Pacto por la Defensa de la Biodiversidad y el Paisaje de Salento y el Quindío” en su artículo sexto establece que se comunicará al gobierno Nacional, Congreso de la República, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, a la UNESCO y a la comunidad internacional.

Con información de la Gobernación del Quindío