20 de septiembre de 2019
Aguas de Manizales. Banner septiembre de 2019.

Bernal, a la sombra de Thomas y de Quintana

6 de julio de 2019
6 de julio de 2019

Luis Miguel Pascual

Bruselas, 6 jul (EFE).- ¿Habrá rivalidad entre Egan Bernal y Geraint Thomas por la hegemonía del equipo Ineos? ¿Se enfrentará con su compatriota Nairo Quintana por ver quién de los dos es el mejor colombiano del momento?

El ciclista de Bogotá afronta su segundo Tour de Francia en medio de una gran expectación, pese a su juventud, un revuelo que afronta con humildad pero con la fuerza de haber ganado la París-Niza y la Vuelta a Suiza.

«Estoy muy tranquilo, siento que la prensa siente más presión que yo. Tengo muy buen equipo, buenos compañeros y estamos listos para el Tour», asegura el corredor, que quiere poner su juventud al servicio de la experiencia del Ineos, el heredero del Sky que ha ganado seis de las últimas siete rondas galas.

Pese a sus 22 años, una edad a la que muy pocos ciclistas pueden aspirar al escalón más alto del podium de París, Bernal centra buena parte de los focos y el director de su equipo, Dave Brailsford, sentencia: «Está preparado».

Pero Bernal navega entre aguas turbulentas. En el seno del Ineos, sabe que la preferencia la tiene Thomas, más experimentado, defensor del título y que asegura que está totalmente recuperado de las secuelas de la caída que sufrió en las carreteras helvéticas.

El colombiano no reniega del rol de secundario, aunque tampoco renuncia a recoger el testigo de líder si el británico no responde en la alta montaña.

«Tenemos dos líderes, él es el primero y yo la segunda opción. Yo estoy dispuesto a trabajar por él si lo necesita, no tengo problemas. Pero cuando haya una subida larga, si no tiene piernas, no le vas a esperar porque el equipo te diga que es el líder», dice.

Será el segundo año consecutivo en el que el Ineos afronte la carrera don dos líderes. El año pasado, un Thomas embalado tras su triunfo en la Dauphiné se mostró más fuerte que Chris Froome, que tropezó en su intento de sumar su quinto Tour y acabó tercero tras haber ganado el Giro de Italia.

«No vamos a desvelar cómo vamos a afrontar la carrera con dos líderes. Es algo complejo, precisa de mucha confianza en el seno del equipo. Pero ya sabemos hacerlo. Confiamos en nuestros hombres», asegura el responsable deportivo de Ineos, Nicolas Portal.

El estratega francés asegura que tiene «un tándem ganador», compuesto por la frialdad anglosajona y la fogosidad latina.

«Thomas va a ser el hombre de este Tour. Pero, si falla, Egan ha demostrado una gran madurez», asegura Portal.

«Hay pocos corredores de su fuerza y su nivel tan lúcidos como para dejar a un lado su ambición personal y tener la inteligencia de pensar que nada puede conseguirse sin un equipo. Ha entendido que necesita un equipo y unos cuantos años para conseguir la experiencia necesaria», asegura sobre el colombiano.

Portal sostiene que tener dos líderes «es una ventaja» y que en el seno del equipo llevan meses preparando la convivencia. No duda de la fidelidad de Bernal. «Tiene una cultura latina en la que un apretón de manos vale más que un contrato escrito», asegura.

Define a su pupilo como «un colombiano diferente» por la forma en la que afronta las contrarreloj.

«Ha progresado mucho, lo vimos en el Campeonato de Colombia, pero también en la París-Niza y en Suiza. Es poco habitual ver a un corredor tan delgado mantener tan bien la posición en la bicicleta y saber dosificar los esfuerzos. Normalmente los jóvenes o los puros escaladores suelen ir más a tirones, en dientes de sierra. Él no. Es muy sorprendente», asegura Portal.

Para el director del Tour, Christian Prudhomme, la respuesta al enigma sobre quién será el líder del Ineos se verá en La Planche des Belles Filles el próximo jueves, primer final en alto de la edición.

«Mucho me sorprendería que ahí Bernal no intentara algo y, de esa cima suelen salir ya conclusiones que se confirman en los Campos Elíseos», afirma Prudhomme.

El responsable de la carrera recuerda que el Tour del centenario del maillot amarillo ha querido transitar más de lo habitual por carreteras situadas a más de 2.000 metros, donde los organismos responden de manera azarosa y donde los colombianos están más habituados.

Para el director de la prueba, esta edición puede ser «la de los colombianos» y señala dos nombres: Bernal y Nairo Quintana.

«Una rivalidad entre ellos sería muy buena para la carrera», asegura Prudhomme, que confiesa tener grabada en su memoria la mirada que el ciclista del Movistar lanzó al de Ineos en la cima del Col de Turini en la pasada París-Niza.

«Se veía una rivalidad. No era por ganar la etapa, era para decirle a Bernal: ‘eres joven y tienes talento, pero todavía tienes que esperar un poco'».

«Confío en que se repita ese duelo, entre el joven prodigio y el veterano que no hace tanto era un joven prodigio pero que se ha tenido que conformar, por ahora, con dos segundos puestos en el Tour», agrega Prudhomme. EFE