19 de octubre de 2019
Aguas de Manizales. Banner octubre de 2019.

#VoluntadPolítica

Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política.
18 de junio de 2019
Por Julián Andrés García Cortés
Por Julián Andrés García Cortés
Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política.
18 de junio de 2019

Las cosas no se dan ni se hacen por obra y gracia del espíritu santo. Para que las diferentes actividades que se emprendan tengan el final esperado, salgan de la forma correcta y cumplan con las características soñadas, se necesita voluntad para lograrlas. Esa voluntad debe ir acompañada de disciplina y rigurosidad para que el objetivo se pueda cumplir, esto a través de planificación y control; para que cada paso que se dé permita estar más cerca de lograr lo establecido.

Lo anterior es pensando en la voluntad individual, cuando depende de mí para lograr lo que me propongo. Pero cuando esa voluntad tiene que ver con lo público y necesariamente con recursos de tipo político, los procesos se complejizan y se tienen que tomar en cuanta más factores que involucran a la sociedad y a diferentes instituciones.

La voluntad es el deseo y la intención de que algo se haga o no. Es la capacidad de obrar libremente para tomar o no una decisión. Esa #VoluntadPolítica se exige en las actividades de gobierno, cuando el representante de un partido político gana las elecciones y empieza a ejecutar el plan con el que fue elegido, y con su estilo y prioridades da muestra de lo que va a hacer y hacia dónde está dirigida su voluntad. Todos esperamos que las preferencias que tenga ese gobernante sean las mismas que tiene la población, y su finalidad sea suplir las necesidades de la ciudadanía y no solo favorecer a unos cuantos amigos.

Pero la #VoluntadPolítica también está expuesta en plena campaña. Es allí donde el elector se puede dar cuenta de los tipos de candidatos que tiene, si tendrán la actitud y voluntad de cumplir con lo que dicen, y sobre todo de cumplir las leyes; porque de la manera cómo se llega al poder así se gobierna.

Y los ciudadanos no deberían permitir que ningún candidato transgrediera la ley, porque hay muchos ejemplos donde las campañas interpretan la norma a su antojo y hacen cantidades de acciones evidentemente ilegales, pero que se escudan en su buena fe o en vacíos de la ley para hacer lo que quieren. Y así hay quienes a sabiendas de sus acciones indebidas envían a sus seguidores para que, por redes sociales u otros medios, salgan a defenderlos y a legitimar estos actos en contra de la ética.

Para que esto no pase más, primero se necesita una educación política para que los ciudadanos sean los primeros veedores y denunciantes de este tipo de situaciones y en segundo lugar, se debe tener #VolunadPolítica para que los candidatos y electos cumplan la ley.

Hoy estamos atravesando una coyuntura pre electoral con políticos en las calles conociendo las necesidades de los ciudadanos, y está bien ese acercamiento, pero nuestro deber es exigir que la voluntad que tienen ahora, no se pierda después de electos. Por ello hay que tener criterio para elegir quiénes serán las personas que nos represente para que tomen las mejores decisiones que favorezcan el bien común.