17 de julio de 2019
Aguas de Manizales. Banner julio de 2019.

Rock al Parque apuesta por la diversidad de Bogotá para celebrar sus 25 años

22 de junio de 2019
22 de junio de 2019

Bogotá, 22 jun (EFE).- Como un reflejo de lo que ha sido Bogotá en los últimos 25 años, tanto musical como culturalmente, el festival Rock al Parque hará una apuesta por la diversidad en su XXV edición, que se celebrará entre el 29 de junio y el 1 de julio, día en el que echará el cierre con un inédito espectáculo filarmónico.

La variedad del Rock al Parque, el encuentro gratuito y al aire libre de su tipo más grande de Hispanoamérica y el tercero en el mundo, irá desde los estruendosos acordes de las guitarras de la banda alemana de metal «Sodom» hasta la popular «Camisa Negra» de Juanes y el tranquilo reggae de los argentinos Zona Ganjah.

En el Parque Simón Bolívar de Bogotá, que cada año se llena de hasta la bandera para recibir a las decenas de bandas, los asistentes también viajarán a través de los ritmos que exploran artistas como los argentinos Fito Páez, Pedro Aznar y Gustavo Santaolalla, así como el puertorriqueño Robi Draco Rosa y Los Amigos Invisibles, de Venezuela.

«Rock al parque es ante todo un reflejo de la ciudad, de la forma en la que la ciudad se ha venido construyendo en este cuarto de siglo, de la forma en que la ciudad se ha transformado, de la forma en que la ciudad ha venido creciendo», afirmó a Efe el director creativo del festival, Chucky García.

Serán en total más de 70 artistas los que saltarán a los tres escenarios del festival, de los cuales 32 son agrupaciones bogotanas porque, según explicó García, este año hicieron una apuesta «muy fuerte» por lo local.

«Hoy por hoy la ciudad no es solo la casa de los nacidos en Bogotá sino de una cantidad de migrantes, de personas venidas de otras regiones del país y de otros lugares del mundo, que a su vez han traído sus propias culturas y su propia música. Entonces el festival finalmente tiene que ser un reflejo justamente de eso», agregó.

Como novedades, el festival también tendrá un espectáculo especial dedicado a los niños que protagonizarán los chilenos «31 minutos», que surgió de un programa de televisión homónimo transmitido en toda América Latina, además de un ciclo de cine con reconocidas películas de rock en la recién inaugurada Cinemateca de Bogotá.

«Para estos 25 años llevamos un año trabajando en la conformación de un cartel primero diverso, incluyente, con muchas opciones para todos los públicos que a su vez hacen parte del festival con algunas sorpresas (…) como la presentación de 31 minutos en el Teatro Municipal Jorge Eliécer Gaitán, que son 3 funciones para familias y niños (el domingo 30 de junio)», añadió García.

Asimismo se realizarán coloquios con artistas como Draco Rosa, Rubén Albarrán (Cafe Tacvba) y Zeta Bosio (Soda Stereo), entre otros, el 2 de julio.

Sin embargo, el plato fuerte de Rock al Parque será su cierre, donde se rendirá un tributo a los 25 años del festival con un repertorio de nueve canciones «emblemáticas» del encuentro y que serán interpretadas por la Orquesta Filarmónica de Bogotá junto a los artistas que las hicieron famosas.

Las canciones son «Maligno», de Aterciopelados; «Penélope», de Draco Rosa; «¿Comprendes Mendes?», de Control Machete; «Muévete», de Estados Alterados; «Ay, que dolor», de La Derecha; «Tu Amor», de Pedro Aznar; «Vestido de cristal», de Kraken; «El puñal y el corazón», de Café Tacvba, y «Mentiras», de Los Amigos Invisibles.

Al respecto, la directora de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, Sandra Meluk, contó a Efe que presentarán «un show distinto», que cree que será «muy especial».

«Estarán grandes artistas que harán de alguna manera un recorrido por lo que han significado los 25 años de Rock al Parque (…) Realmente creemos que va a ser un ‘show’ muy especial, que vamos a disfrutar todos y que vamos a contarle al mundo cómo son los 25 años de Rock al Parque», afirmó.

Además de la orquesta, el espectáculo de cierre contará con una «banda base» porque no se puede cambiar de agrupación en cada tema debido a que «el concierto no tendría una producción ágil».

Para la organización del festival, la Alcaldía de Bogotá invirtió más de 6.000 millones de pesos (unos 1,8 millones de dólares), según informó María Claudia López, secretaria de Cultura, Recreación y Deporte de la capital colombiana.

«El festival también es un testimonio de la transformación de la música, de la transformación del consumo de música, y ante todo es la transformación y el reflejo de una ciudad que ha querido hacer bien las cosas y ser cada vez más incluyente», concluyó García. EFE