21 de agosto de 2019
Aguas de Manizales. Banner mes de agosto.

Planeación Nacional estima que Colombia se enruta hacia un crecimiento económico de 4,5%

8 de junio de 2019
8 de junio de 2019
Foto: @DNP_Colombia

Bogotá, 8 de junio de 2019. En medio del bajo desempeño de la economía mundial, el Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia crecerá 4,5% en 2022 y, en promedio, 4,1% en los próximos cuatro años; el desempleo descenderá a 7,9% y la pobreza caerá del 27% al 21%.

Así lo pronosticó la Directora Nacional de Planeación (DNP), Gloria Alonso, quien afirmó que la prioridad en el paquete de medidas incluido en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 ‘Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad’ es la reactivación de la economía, y reimpulsar la inversión, la productividad, la formalización laboral, la transformación digital y la modernización del aparato productivo.

“Nuestro propósito es remover los obstáculos que frenan el crecimiento, incluidos los costos de la excesiva regulación”, advirtió la funcionaria en la Convención Bancaria, donde explicó que si bien es cierto que el país enfrenta una reducción en la demanda externa, Colombia tiene todo el potencial para recobrar la senda de un crecimiento superior al 4%, tal como lo reconocen los organismos multilaterales de crédito.

El más reciente informe del Banco Mundial situó la proyección de crecimiento de Colombia en el 3,5%, por encima del desempeño de América Latina de 1,75% y del promedio mundial estimado en 2,6%.

La Directora del DNP precisó que la inversión será el motor del crecimiento de la economía en los próximos cuatro años, con una variación real de 5,7%.

El incremento promedio de 4,1% del PIB entre 2019 y 2022 será impulsado por un aumento de 4,3% en el consumo privado, de 3,5% en importaciones, 3,4% en exportaciones y un consumo del gobierno de 3,3%.

En su exposición ante los banqueros, comentó que una evidencia de la confianza de la comunidad internacional en la economía colombiana es el hecho de que la inversión extranjera directa ascendió en el primer trimestre de este año a US$3.335 millones, cuando en el mismo periodo de 2018 fue de US$1.980 millones.

“El Plan de Desarrollo 2018-2022 fue construido mediante un pacto con las regiones y atendiendo sus necesidades.  Las acciones allí incluidas transformarán al país, resolverán problemas estructurales del pasado y generarán igualdad de oportunidades. Y lo más importante: vamos a avanzar en productividad con un crecimiento económico sostenido”, afirmó la Directora del DNP.

Advirtió que no se trata de mostrar únicamente logros en crecimiento económico, toda vez que el 47% de los recursos del Plan de Desarrollo, unos $510 billones, se invertirán en programas y proyectos para enfrentar la pobreza y la desigualdad social.

En este sentido, indicó que uno de los objetivos es sacar a 3 millones de colombianos de la pobreza y a 1,5 millones de la pobreza extrema.

Con este mismo fin, y gracias al mejor desempeño de la economía, se generarán 1 millón 626.000 puestos de trabajo, bajando la tasa de desempleo de 9,3% a 7,9% y la informalidad laboral de 56% a 53%.

“El Plan de Desarrollo nos permite avanzar en el cambio social que necesita el país para reducir la pobreza y lograr una mejor calidad de vida para todos los colombianos”, subrayó.

Entre las medidas que van a impulsar el crecimiento económico potencial entre 2019 y 2022, para llevarlo de un promedio de 3,3% a 4,1%, destacó un aumento sustancial en obras de infraestructura y demás bienes públicos para mejorar la eficiencia y rentabilidad del sector productivo.

En la recuperación económica, añadió, incidirán el reimpulso del sector agropecuario, la transformación digital, los estímulos al emprendimiento, el impulso a las exportaciones y la conexión de los territorios, al igual que una inclusión social productiva.

La Directora del DNP insistió, a lo largo de su intervención en la Convención Bancaria, que los distintos indicadores de la economía no dan lugar para vaticinar una eventual crisis y, por el contrario, están dadas las condiciones para acelerar la reactivación de la economía.

(Con información del Departamento Nacional de Planeación).