28 de septiembre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Como sociedad: Construyamos Catedrales

Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
4 de junio de 2019
Por Julián Andrés García Cortés
Por Julián Andrés García Cortés
Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
4 de junio de 2019

Esta columna estaba pendiente, por diferentes coyunturas no había podido escribirla, y está relacionada con este escrito (https://www.eje21.com.co/2019/04/y-si-nos-tocara-construir-hoy-la-catedral/), donde intentaba imaginar qué pasaría si nos tocará construir hoy como sociedad la Catedral de Manizales, y mi conclusión muy arbitraria fue, que en las circunstancias actuales sería muy difícil, casi imposible ser capaces de llevar a feliz término una obra como esta.

La historia reciente de Manizales muestra que como sociedad, y sobre todo en aspectos de infraestructura y estratégicos para el municipio, solo sabemos hacer “proyectos frustrados”. Y aunque suena fuerte y posiblemente injusto, es la realidad y debemos basarnos en ella para poder entender que tenemos que aprender mucho de nuestros antepasados para aprender hacer obras colosales, como la Catedral.

Los ejemplos del fracaso están a simple vista, todos ocurridos en los últimos veinte años y con unas consecuencias negativas que nos han marcado como sociedad y que han hecho mella en la confianza, la pujanza y la credibilidad que teníamos, donde sabíamos que todo lo que nos proponíamos lo lográbamos. Aunque la culpa de los desastres en los proyectos son de una minoría, sobre todo política, que se caracteriza por su falta de preparación, improvisación para hacer las cosas y la poca o nula importancia de sus actividades por los recursos públicos. Los efectos de esas malas ejecuciones y decisiones, han afectado a toda la población y han doblegado la fuerza del espíritu que tenían nuestros antepasados.

Los ejemplos abundan, desde la tragedia de la renovación urbana del Macroproyecto San José donde sus habitantes han tenido que soportar el desplazamiento intraurbano, y todavía las soluciones no llegan, pasando por el “elefante blanco” del cable a los Yarumos, o el eterno fracaso del Aeropuerto del Café en el municipio de Palestina, que en cada elección los candidatos presidenciales firman grandes cheques de cartón, pero el efectivo nunca se ve, es decir, la #VoluntadPolítica no ha existido. Y eso sin profundizar en proyectos fracasados como la Zona Franca, el TIM o el Área Metropolitana.

El fracaso de estos proyectos estuvo mediado por la corrupción, la falta de planificación y los intereses particulares de algunas fuerzas políticas y económicas que les interesaba más las ganancias para unos pocos, que el interés general y el beneficio de todos los habitantes de este territorio.

Pero no todo está perdido, no estamos condenados a repetir esa historia. Nosotros somos más que eso y también es nuestra responsabilidad como ciudadanos recuperar la grandeza e importancia de este territorio. La tarea no es fácil y está en nuestros genes planear y ejecutar grandes proyectos. No me cabe la menor duda que como sociedad somos capaces de construir catedrales, que no necesariamente tienen que ser cemento, también pueden ser sociales, culturales y económicas.

Hoy tenemos una gran oportunidad de demostrar de qué estamos hechos, que hay nuevos liderazgos en todas las esferas productivas de nuestra sociedad y esto, más la experiencia y el conocimiento de ejemplares hombres y mujeres de esta región, lo podemos lograr. Estoy seguro  que como sociedad somos capaces de construir Catedrales y lo vamos a demostrar.

Nota: Ya fue aprobado por el concejo de Manizales, 300 millones de pesos para comprar unas pistolas taser, artefactos que tienen poco sentido para nuestro municipio. Así “celebramos” más de 50 días sin asesinatos en Manizales; de esa forma no se construyen Catedrales.

 

@julianelpolit

[email protected]