15 de junio de 2019
Aguas de Manizales. Banner junio de 2019

Relación entre la Ley TIC y la equidad social

12 de mayo de 2019
12 de mayo de 2019
Imagen Kienyke

¿Qué pasaría si apaga su Wifi por una semana? Hoy, el mundo se mueve a través de Internet y la vida se ha hecho más fácil porque las personas pueden estar conectadas sin importar la distancia, concretar negocios y estar informados de lo que pasa con solo un clic. Sin embargo, ese beneficio no lo tienen todos los seres humanos, en Colombia, por ejemplo, solo el 50% de sus habitantes están conectados.

Según el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, 20 millones de colombianos no cuentan con Internet de banda ancha (red con elevada capacidad para transportar información que incide en la velocidad de transmisión de esta). Así mismo, hay una brecha según la estratificación socioeconómica.

Esta cifra es apenas uno de los argumentos del Gobierno para plantear la aprobación de la Ley de Modernización de las TIC que inicia su trámite en el Congreso en los próximos días.

¿Quiénes están conectados?

Solo por mencionar un ejemplo, el 100% de los colombianos de estrato 6 tienen acceso a Internet con una penetración del 99,8%, pero apenas 2 de cada 10 colombianos de estrato 1 tienen la posibilidad de acceder con una conectividad del 21,7%.

En entrevista con KienyKe.com, Víctor Manuel Muñoz, alto consejero presidencial para la Innovación y Transformación Digital, explicó qué significa esto para el país: “La poca conectividad a banda ancha representa un grave problema. Lo que propone la ley es generar las condiciones para tener unas mejores redes; esto hablando del sector urbano pero la discusión se torna crítica cuando se habla del sector rural”.

Muñoz explicó que en las ciudades principales de Colombia hay conectividad de cuarta generación y en la medida de que se va alejando de estos cascos urbanos va disminuyendo a 3G y 2G, cuando “esta última generación ya debería estar apagada”. Además, subrayó que hay lugares en el país en el que definitivamente no hay conectividad.

Sin conectividad no hay equidad

De los 1.101 municipios del país registrados en el DANE, aproximadamente 900 tienen menos de 100.000 habitantes y, según el alto consejero, es a estos sitios a los que es más difícil conectar, cuando hay evidencia de que tendrían muchos beneficios si tienen acceso a la red. “Si se analiza la data de los Kioscos Vive Digital (puntos de acceso comunitario a Internet para los niños, jóvenes y adultos en zonas rurales), se han mejorado los resultados académicos, esto porque se incentiva la investigación, el emprendimiento y el acceso a contenidos a través de Internet”.

Muñoz explicó que de no aprobarse el proyecto de modernización del sector TIC, y no llevar conectividad a zonas rurales, lo que se está haciendo es generar inequidad. Esto porque continuará la presión de las zonas urbanas de los estratos 4, 5 y 6. que tienen una mejor calidad en acceso al conocimiento con una mejor banda ancha, y mientras tanto, la brecha en las zonas rurales seguirá creciendo.

Telesalud

La equidad también se verá reflejada en otros servicios a los que los colombianos tendrán acceso gracias a la conectividad. En Colombia, algunas entidades ya ofrecen el servicio de teleconsultas en vivo a través de videoconferencias con especialistas. Sin embargo, “no se puede tener este modelo si en el hospital o en la zona rural donde se quiere prestar el servicio no hay lo mínimo que se necesita, Internet”, recalcó Muñoz.

Productividad

Según el Banco Mundial, aumentar en 10 puntos porcentuales la banda ancha fija se traduce en un crecimiento del PIB de hasta 1.38%, y de acuerdo con estudios del Departamento Nacional del Planeación, si se triplica la velocidad de conexión a Internet se puede incrementar el PIB per cápita hasta en un 18%. Muñoz aseguró que este cambio no solo se vería en áreas urbanas sino también en las rurales.

“Un ejemplo sería el progreso que tendrían los cafeteros. Para este sector es muy importante saber los tiempos de siembra, de mantenimiento de los cultivos, entre otros. Si yo no tengo conectividad, que es el habilitador de estos procesos, me quedaría en el modelo tradicional, esto se traduce en menor productividad y esto a su vez en menos ingresos para la familia, acceso a la información y posibilidad de brindar salud, educación y bienestar”.

Así mismo, se refirió a los trámites en línea o digitales: “Usted no puede hacer este tipo de diligencias si no tiene conectividad. Esto implica desplazamientos a otros municipios que se traduce en mayores costos y pérdida de tiempo. Por eso hay que hacer la reflexión, ¿quiénes son los que pierden realmente si no se aprueba la Ley TIC?”.

¿Quiénes necesitan estar más conectados?

En el mapa de Colombia hay diferencia significativas entre las ciudades conectadas y las que no. Una de ellas es que entre más velocidad de descarga tengan los habitantes, es menor el número de personas en condición de pobreza monetaria. Chocó, La Guajira, Magdalena, Córdoba, Sucre, Cauca y Cesar son las que, de acuerdo a la estadística, necesitan con mayor urgencia contar con acceso a Internet para disminuir esta brecha.

Kienyke