7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Que alguien me diga…

28 de mayo de 2019
28 de mayo de 2019

El silencio en el Once Caldas agita rumores y especulaciones. Una que otra versión se filtra, sin el confirmado oficial. Que Dairo, que Henríquez, que Rangel… Nada de nada. Dairo renovó en Talleres por dos años. Los momentos de Henríquez, en las canchas, se ven agotados porque juega poco y Rangel es un rumor, como lo son Ramírez de Nacional y Arango de Alianza. ¿En cuantos equipos ha estado Rangel?

Reducido su crédito, Bodhert convierte las negociaciones, al igual que sus directivos, en un mundo invisible, inescrutable, con la boca cerrada, lo que inquieta a los aficionados.

El poder del director técnico, aunque sostenido, esta agrietado por su reciente fracaso.

La situación económica del club apremia. A ella se ha llegado por la derrota ante Santanì, discreto rival de copa, menospreciado en las sesiones de trabajo y competencia, y la eliminación en la liga. Cerca de dos mil quinientos millones se han escapado, por los desaciertos deportivos, lo que debería admitirse con autocrìtica y humildad.

El técnico, tiene “mal de altura” que tanto marea. Su sencillez ha sido relevada. Se niega a otros conceptos, diferentes a los suyos o a los de su cerrado entorno, que más parece una rosca amistosa, sin evaluar en ella conocimientos o experiencia.

Bodhert tiene un futbolista en su mente. Solo uno, con un coste exorbitante, que pone los pelos de punta a los directivos, empeñados en solucionar el caos financiero que traen las derrotas. Así están las cosas, con salidas reversadas, como Nazarith, un extraño deseo de cancelar contratos vigentes con las obligatorias indemnizaciones y la expectativa de retener a Nieto quien desea permanecer en Manizales si no le resulta una oferta del exterior. Invertir para despedir y no para reforzar. ¡Vea pues!