15 de junio de 2019
Aguas de Manizales. Banner junio de 2019

La “paz” de Santos: Discursos de paz como estrategia comunista.

22 de mayo de 2019
Por Andreas Althoff OSPINA (*)
Por Andreas Althoff OSPINA (*)
22 de mayo de 2019

Pocos términos mueven tantas emociones como la palabra “paz”. La humanidad desde sus inicios tiene el anhelo de vivir en paz. En las doctrinas de las grandes religiones la paz juega un papel central y desde la Antigüedad griega los políticos hablaban de paz para ganarse el afecto del pueblo. Seguidores de diferentes ideologías justificaban el uso de la violencia con el discurso de la paz o lo utilizaban para deslegitimar a sus adversarios. El Comunismo es una de las ideologías que ha instrumentalizado este discurso para lograr sus propios fines.

En su famosa obra El arte de la guerra explica Sun Tzu que hay dos métodos de combate en la lucha, el directo y el indirecto. La Unión Soviética al inicio de la guerra fría estaba consciente de que aún no había alcanzado el equilibrio nuclear con los Estados Unidos. Por este motivo los líderes soviéticos prefirieron usar el método indirecto de la “retórica socialista” donde se repetían palabras como “pacifismo” o “coexistencia pacífica”. Con el eslogan “¡Lucha por la paz!” se quiso vender la ilusión de que la Unión Soviética anhelaba la paz frente al “belicismo capitalista” de los Estados Unidos.

Siendo coherente con su discurso de paz, el Partido Comunista de la Unión Soviética impulsó la creación del Consejo Mundial de la Paz en 1949 cuyo primer presidente fue el comunista francés Fréderic Joliot-Curie. El verdadero objetivo del Consejo no era la defensa de la paz, sino la división del mundo entre “amigos de la paz” liderados por la Unión Soviética y “enemigos de la paz” como los Estados Unidos. Muchos movimientos comunistas dentro de países occidentales siguieron esta doctrina.

El ex canciller de Alemania Occidental, Konrad Adenauer, había adivinado las intenciones de la Unión Soviética y advertía que sería un gran error, si los países occidentales se dejaran engañar por la retórica socialista de la “paz”. Adenauer reconoció que la ofensiva de la “paz” era una táctica de los rusos para dividir al Occidente imponiendo de esa manera su voluntad sin llegar a una guerra. Los rusos estaban actuando en el sentido de la frase de Sun Tzu: “Si las fuerzas del enemigo están unidas, sepáralas.”

La Unión Soviética implementó esta táctica a nivel internacional, actores comunistas o guerrilleros en países capitalistas la aplicaron a nivel interno. El Partido Comunista de Ecuador usó esa táctica en 1949 divulgando de manera intensa el eslogan “Queremos la paz”. Con este eslogan se quería vender a los partidos tradicionales “capitalistas” como promotores de guerra. Conscientes de que el comunismo podía causar rechazo, el nombre del Partido Comunista no aparecía en ninguna publicidad para la “paz”.

¿Y que pasó en Colombia durante el gobierno de Santos? Se logró dividir a un pueblo entre “amigos” y “enemigos” de la “paz”. Para las FARC el pueblo como masa inerte o “cómplice tácito” de un gobierno no comunista, siempre ha sido un enemigo. Las FARC, sin embargo, han comprendido que no podían derrotar a este enemigo por vía militar.

Nos debemos preguntar, si las FARC y Santos usaron de manera consciente el discurso de la “paz” para dividir a su enemigo, al pueblo colombiano.

 

Historiador y Geógrafo, Universidad de Bonn
Politólogo e Internacionalista, Universidad Sergio Arboleda