6 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El “reflujo”: cuide que come para evitar esta dolencia

25 de mayo de 2019
25 de mayo de 2019

reflujo

“Básicamente esta enfermedad se presenta por cambios en los mecanismos que naturalmente evitan que el contenido del estómago regrese al esófago”, explicó la Dra. Diva Ferreira, médica especialista de NUEVA EPS.

La Dra. comentó que los síntomas más frecuentes entre las personas que padecen de esta dolencia son: “sentir que el alimento se atora por detrás del esternón, acidez gástrica o dolor urente en el pecho (bajo el esternón) que aumenta al agacharse, inclinar el cuerpo, acostarse o comer, náuseas después de comer, dificultad para deglutir, hipo, entre otros”.

Posibles causas.

“El reflujo de ácido se puede presentar por diversas circunstancias, una de ellas, y la más frecuente, se debe a que los contenidos estomacales, líquidos o alimentos, se devuelves desde el estómago hasta el esófago”, puntualizó Ferreira.

Continuando con las causas, la mayoría encuentran su naturaleza en los alimentos que se consumen, ciertas comidas y bebidas como el chocolate, el café, la menta, el alcohol o los alimentos grasos. Así mismo, algunos medicamentos de consumo habitual. Por último, enfatiza la especialista, es normal que durante el embarazo se produzcan estos ardores.

La alimentación, pieza clave para prevenir el reflujo 

“Cambiar la dieta y los hábitos alimenticios es fundamental para prevenir esta dolencia, a veces, lo que se consume y cómo se come puede ser la causa que provoca esta enfermedad”, añadió Ferreira.

La profesional de la salud sugiere algunos cambios que se pueden aplicar en la dieta y así minimizar las dolencias:

  • Evitar comer deprisa.
  • No terminar las comidas en menos de 15 minutos. Masticar bien la comida.
  • Reducir o eliminar las comidas ricas en grasas. Las grasas son más difíciles de digerir que otros alimentos, y permanecen más tiempo en el estómago. Esto provoca que el estómago produzca más ácido.
  • No comer alimentos ácidos. Las frutas cítricas, el chocolate, los alimentos fritos, la cafeína, el ajo, la menta, y los tomates son algunos de los alimentos que se deben evitar para aliviar el reflujo gástrico de forma natural.
  • Ingerir cantidades de comida pequeñas a lo largo del día, en lugar de hacer 2 o tres comidas grandes. Las comidas muy abundantes pueden forzar al estómago a crear más ácido.
  • Consulta a tu médico antes de decidir tratar el reflujo ácido de forma natural.