26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El juego del turmequé

28 de mayo de 2019
Por Ricardo Tribín Acosta
Por Ricardo Tribín Acosta
28 de mayo de 2019

Luis Carlos Palacio es un muy querido compañero de nuestra facultad de Ingeniería Industrial de la Universidad Tecnológica de Pereira de la cual me honro en haberme graduado en 1970, época en la cual la carrera hacia sus primeros pinitos en Colombia. El, junto con Pachito Jiménez, conocieron la afición de mi padre Carlos Tribín Biester por el juego del Turmequé, más comúnmente conocido como el del tejo, el cual sentó sus pilares en la provincia cundí-boyacense, en donde se ha practicado por mucho tiempo.

Las «agrias», esto es las cervezas ingeridas, más el entusiasmo gestado al hacer una «moñona», «embocinada», o el “reventar una mecha o papeleta”, le dan a tal juego un colorido de alegría impresionante. Mi viejo, divirtiéndose cual más, repetía con frecuencia un pequeño verso que él había compuesto y que a la letra decía » Y tú con el tejo dabas y yo con el tejo di», usando su «calambour» santafereño que con tanta gracia y frecuencia utilizaba, heredado de sus orígenes bogotanos y facatativeños.

Al recordar a mis queridos compañeros de la UTP y a mi padre, no puedo dejar de traer a la memoria a su gran amigo, Don Fernando Bedoya, con quien iba religiosamente los sábados a practicar el tejo y quien junto con Carlitos, dieron origen al nombre de una famosa cancha que sus amigos decidieron en su honor bautizarla en ese entonces, por los años sesenta, como la de «Los abuelos».