5 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ser mujer en Colombia: una carrera de obstáculos

Abogado egresado de la Universidad de Caldas. Director del área jurídica de la ONG Manizales en Común.
7 de marzo de 2019
Por Alexander Álvarez Giraldo
Por Alexander Álvarez Giraldo
Abogado egresado de la Universidad de Caldas. Director del área jurídica de la ONG Manizales en Común.
7 de marzo de 2019

El próximo 8 marzo se celebra el día internacional de la mujer, o de la mujer trabajadora, como se le conoció en un principio, inspirado por la lucha y muerte de unas 130 trabajadoras en EE. UU mientras adelantaban una huelga por reducción en la jornada laboral, equidad salarial y mejores condiciones de trabajo, sin embargo como dice Adriana Villegas Botero “la fecha se transformó en una jornada que oscila entre el amor y la amistad y el día de la madre. Una fiesta comercial llena de hipocresía, melosería y babas”.

Las mujeres padecen aún una sociedad y una cultura machista que las violenta en todas las esfera de la vida. En ellas se recarga casi la totalidad de la economía del cuidado y de labores no remuneradas, destinando 36,5 billones de horas de trabajo a esta labor, lo que de ser remunerado equivaldría al 20% PIB Nacional. En comparación, mientras un hombre destina en promedio al día 11 horas y 16 minutos a trabajos remunerados y no remunerados, una mujer lo hace durante 13 horas y 24 minutos. 4 de cada 10 ocupados son mujeres, pero reciben sólo 3 de cada 10 pesos, y el 25% de las mujeres no tiene ingresos propios.

En Manizales la situación de las mujeres no es mejor, la brecha salarial entre hombres y mujeres en la ciudad es del 25%, superior a la media nacional que es del 20%, sólo el 57% de las ocupadas cotizan a salud y pensión, el 65,6% de los inactivos son mujeres, las personas que no estudian y no trabajan (NiNi) son en un 58,5% del género femenino. En promedio una mujer para ocupar el mismo cargo que un hombre debe estudiar un 12% más, corriendo el riesgo de ganar menos de lo que lo haría un miembro del género masculino.

Según cifras nacionales, el 52,8% de las personas que hace política comunitaria son mujeres, por lo que no es cierto que no existan liderazgos femeninos, sin embargo en representación en el Concejo de Manizales tan solo 1 de 19 concejales es mujer. La participación de las mujeres para los partidos políticos pasa por cumplir la cuota de género, como lo menciona María Carolina Giraldo “En las pasadas elecciones para Congreso, el plazo para presentar las listas de candidatos por los partidos se vencía el 11 de diciembre de 2017, cinco días antes, yo, así como otras amigas que opinan y participan en los temas públicos y/o defendemos causas feministas, recibimos llamadas de varios grupos políticos invitándonos a integrar las listas o a sugerir nombres de mujeres que quisieran hacerlo.”.

Necesitamos avanzar como sociedad hacia la equidad de género, y limpiar la pista de obstáculos a la que se deben enfrentar las mujeres por el simple hecho de serlo. Varias de las propuestas hechas han consistido en promover un Estado de Bienestar, consolidar un Sistema Nacional y Local de Cuidado y Empleo Público y una política fiscal progresiva (Moreno, 2018).