18 de marzo de 2019
Aguas de Manizales - Marzo 2019

Pruebas Saber II En 2018 las instituciones oficiales de Manizales se ubicaron en el noveno lugar entre 23 ciudades

13 de marzo de 2019
13 de marzo de 2019

Los colegios privados ocuparon el quinto lugar

Manizales como vamos

En el sector privado, 9 de cada 10 colegios quedaron clasificados en niveles A y A+ (los más altos) frente a 2 de cada 10 en el sector oficial. Frente al 2017, el porcentaje de colegios privados en niveles A y A+ pasó de 81% a 90% y en los colegios oficiales pasa de 20% a 23%.

Para una ciudad que tiene la educación en el centro de su modelo de desarrollo es fundamental garantizar una educación integral en todos los niveles, por lo que Manizales tiene un gran reto en el mejoramiento de la calidad educativa para lograr articularla con los buenos resultados en materia de educación superior.

Por competencias

De acuerdo al diseño de la prueba aplicada por el Icfes, los estudiantes presentan cinco pruebas: lectura crítica, matemáticas, inglés, ciencias naturales, sociales y competencias ciudadanas.

La brecha en rendimiento entre los estudiantes de colegios oficiales y no oficiales se puede ver también desde las competencias evaluadas. Las diferencias son más pronunciadas en inglés, ciencias naturales y competencias sociales y ciudadanas. Sin embargo, en todas las pruebas los estudiantes de colegios no oficiales obtuvieron en promedio puntajes superiores.

Las instituciones educativas oficiales de Manizales obtuvieron puntajes medios frente a las 23 ciudades principales. En dos de las competencias más importantes, matemáticas y lectura crítica, la ciudad ocupó el décimo y el undécimo lugar, respectivamente.

Los resultados más preocupantes se dan ciencias naturales y competencias sociales y ciudadanas, pues la mayoría de los jóvenes que tomaron el examen se ubicaron en los dos niveles más bajos de desempeño, con porcentajes del 59% y 64% respectivamente.

En cambio, en matemáticas y lectura crítica los estudiantes obtuvieron mejores niveles: en lectura crítica casi 7 de cada 10 jóvenes estaban en los dos niveles superiores y en matemáticas el 57% tuvo este rendimiento.