22 de mayo de 2019
Agua de Manizales - Mayo 2019 - Mode Selection

Más allá del vestido de doña María Juliana Ruiz

15 de febrero de 2019
15 de febrero de 2019
Foto de Vanessa Serra Díaz) tomada de elnuevodia.com

Por Guillermo Romero Salamanca

Mientras los periodistas y los colombianos se quedaban en la discusión por el vestido que llevó María Juliana Ruiz, la primera dama del país al encuentro del presidente del país con el mandatario norteamericano Donald Trump, la Cancillería cubana manifestaba que existían “vuelos de aviones de transporte militar hacia el aeropuerto Rafael Miranda de Puerto Rico, la Base Aérea de San Isidro en República Dominicana y hacia otras islas del Caribe estratégicamente ubicadas”.

Todo obedece a la crisis económica, política y social que vive en la actualidad Venezuela.

Este miércoles 13 de febrero, en el encuentro con Iván Duque, al ser interrogado por los periodistas norteamericanos, Donald Trump no descartó el despliegue militar en Colombia y manifestó también que su movimiento en Venezuela “tiene un apoyo tremendo en toda Suramérica y en todo el mundo”.

Y lo dice el mandatario del país que cuenta con unas 800 bases militares en el mundo, de las cuales, hay más de 76 en América Latina. Se sumarían también los centenares de cuarteles que posee en su propio territorio. De Miami a Venezuela hay unas 4 horas en avión y Puerto Rico, uno de sus estados asociados, está a menos de una hora.

En Panamá tiene 12 bases, en Colombia contaría al menos con 9 y en Perú con 8, sin olvidar las que tiene en Cuba, República Dominicana, México, Honduras y El Salvador.

El pasado 29 de enero, John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca dejó ver en su libreta de apuntes un mensaje con su escrito de 5.000 tropas para Colombia.

El artículo 173 de la Constitución Nacional estipula que dentro de las atribuciones del Senado figura el de “permitir el tránsito de tropas extranjeras por el territorio de la República”. No sobraría mencionar que la mayoría del Congreso la tiene en este momento el gobierno de Iván Duque y su autorización sería de horas.

Colombia ha mantenido un conflicto armado desde hace unos 60 años y ha invertido en armamento. Según informó Raúl Capote Fernández de Ganma,

“Colombia es el actor clave en la región, en tanto su nueva relación con la OTAN.  Colombia invirtió en el 2017 el 3,1 % de su PIB en gasto militar, equivalentes a US$ 9 713 millones. La inversión de este país es la segunda más alta de la región sudamericana, según el total de su gasto militar, solo por debajo de Brasil. El tercer país con más dinero destinado a sus ejércitos es Argentina con US$ 5 680 millones, equivalentes solo al 0,9 % de su PIB”.

La presión internacional contra el gobierno de Nicolás Maduro se siente a diario. El mandatario, agobiado por las marchas de su opositor Juan Guaidó –quien se autoproclamó como presidente de Venezuela el pasado 23 de enero—busca una salida y ha pedido ayuda a Rusia, China, Corea del Norte, Turquía, principalmente y a sus amigos de Cuba, Nicaragua, Bolivia y unos cuántos países del Caribe a los cuales les brinda petróleo.

Además de la instalación de misiles antiaéreos, el pasado 8 de febrero, Venezuela puso en funcionamiento varios radares de defensa espacial, previendo un ataque.

Como una medida preventiva, en los últimos días ha desarrollado ejercicios militares en algunos puntos de la frontera de 2.200 kilómetros con Colombia, conociendo su territorio y evitando una posible invasión.

FRONTERA CALIENTE

Aunque existen unos tratados limítrofes, lo cierto es que buena parte de la frontera entre los dos países aún no se ha especificado y uno de los hechos que se recuerdan está el conflicto por Los Monjes, islotes en el Golfo de Venezuela.

Además, ha existido un contrabando de alimentos, ganado, enseres, gasolina, explotación de seres humanos y decenas de negocios ilícitos.

Si bien es cierto hay poblaciones como Paraguachón, Maicao, Manaure del Cesar, Codazzi, Becerril, Tibú, Puerto Santander, Cúcuta, Villa del Rosario, Ragonvalia, Herrán, Cubará, Saravena, Arauquita, Arauca, Puerto Carreño, San José de Maipures, Inírida, Cacahual, Puerto Colombia, San Felipe, La Guadalupe en la mayoría de los casos, están olvidados por la presencia del Estado y que han permitido desplazamientos de grupos ilegales como las FARC, el ELN, grupos paramilitares y delincuencia común.

Esta región tiene selva, desierto y poderosos ríos difíciles de transitar como el Catatumbo, Táchira, Arauca, Meta, Orinoco y Negro.

RUIDO DE METALES

Nicolás Maduro no permitirá el ingreso de ayudas humanitarias aduciendo que no las necesita, mientras mueve a sus militares.

Consultado a un miembro de alto rango del Ejercito Nacional y que solicitó reserva de su nombre manifestó que “los ejercicios militares del régimen de Maduro tienen dos propósitos: “desoxidar” sus armas y hacer ruido para llamar la atención a su “fortaleza” y “causa justa”

Y luego agregó: “Colombia no requiere ejercicios bulliciosos. Los ha hecho por mucho tiempo en la práctica y en la Escuela Superior de Guerra se han efectuado varios juegos bajo la hipótesis de guerra con Venezuela. Y si está preparada siempre y cuando se termine de configurar una causa justa por su bondad moral. Además, una intervención militar en Venezuela no sería del tipo convencional sino de otro tipo y seguramente aplicando el factor sorpresa”.

De todas formas, se descarta la intervención militar y por eso se quedan mejor en el tipo de vestido que usa la primera dama.