13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El turno es para los cerdos en china

4 de febrero de 2019
4 de febrero de 2019
Nélida Lui, experta en Festividades Chinas. Archivo Particular.

El año lunar chino comienza este 5 de febrero

Por Guillermo Romero Salamanca

La migración humana más grande del mundo se produce por esta época en China con motivo de la celebración del inicio del año lunar. Por lo menos 400 millones de chinos se trasladan a sus lugares de origen con el fin de reunirse con sus familiares. Aviones, trenes, camiones, autobuses, vehículos están en permanente movilización y todos llevan sus regalos o presentes revestidos de papeles rojos con letras doradas.

Casi todos estarán felices este 4 de febrero, menos los solteros porque para sus parientes, estar sin familia no es bien recibido y se consideran negativas las personas que no sean capaces de sostener un hogar. Por ello, miles de chinos o chinas contratan novios falsos para que los acompañen en estas reuniones y otros, que ha sido una tendencia de los últimos años, prefieren no visitar a sus progenies.

De todas formas, la inmensa mayoría busca reunirse en familia, con una característica muy especial. En China casi no existen los primos ni los tíos ni las tías. Allá no está permitido tener más de un hijo por familia.

Este 4 de febrero celebran el Festival de la Primavera y llegan al año 4717, cifra que proviene del inicio del reinado del Emperador Amarillo, Huangdi, en el 2698 a.C. y a la suma con el 2019.

El plato más ofrecido son unas bolas de masa hervida y como tienen una forma de los antiguos lingotes de oro –como era la moneda antigua china–, creen que este platillo les traerá suerte en los próximos meses.

“Las personas del norte y del sur de China tienen diferentes refranes acerca de la comida; comen en este día especial. En norte de China un plato tradicional de la fiesta es jiaozi (bolas de masa hervida). Se forma como una luna creciente o media luna. Los chinos del sur comen niangao –un pastel hecho de harina de arroz glutinoso– en este día especial porque niangao suena como las palabras de la frase «mayor cada año», explica Nélida Lu, experta en celebraciones chinas.

A diferencia de los occidentales que determinan el año solar, para estos orientales la luna es la regente y de ahí se desprende el horóscopo chino que tiene 12 signos zodiacales que son: Rata, Buey, Tigre, Conejo, Dragón, Serpiente, Caballo, Cabra, Mono, Gallo, Perro y Cerdo.

Los celebrantes de este 2019 serán los cerdos, es decir quienes nacieron en 1911, 1923, 1935, 1947, 1971, 1983, 1995, 2007 y de pronto alguno que nazca este año. La próxima celebración de los puercos será en el 2031.

“Dicen que los nacidos en el año del cerdo son diligentes, compasivos, y generosos. Tienen gran concentración, son relativamente tranquilos cuando se enfrentan a problemas. No importa lo difícil que sean los problemas, Pueden manejar las cosas correcta y cuidadosamente. Tienen un gran sentido de la responsabilidad de terminar lo que están comprometidos”, explican quienes hacen estas selecciones.

FIESTAS DESDE ENERO

Pero las fiestas de esta primavera comenzaron el 13 de enero con el Festival de Laba, el 28 de enero debieron limpiar sus casas, con un aseo general, barriendo hasta el más mínimo polvo y sobre todo despidiendo cosas viejas, pero los dos días primeros del nuevo año, no se mueve una sola escoba porque les representaría espantar la buena suerte.

Durante las semanas previas los chinos adquieren todo lo necesario para la celebración: comida, bebida, pólvora, regalos y presentes y ropa nueva. Es muy importante estrenar vestimenta en estos días.

En la cultura China, el rojo es un color afortunado, así que dar dinero en un sobre rojo es una forma de dar los mejores deseos.

Aunque el 5 de enero se paralizan las dos Chinas, la comunista y Taiwán, el 6 estarán abiertos todos los almacenes porque ese número representa buena suerte.

“Las personas ponen a dioses en las puertas como una oración de bendiciones, salud, longevidad y paz. Dos dioses en puertas dobles se piensan que evitaran que los demonios malvados entren. Los dioses de la puerta simbolizan la justicia y el poder en China, por lo tanto, los dioses de puerta chinos están siempre sosteniendo varias armas y listos para luchar con los espíritus malignos”, explica Nélida Lu.

Pero si en algo gastan los chinos en estos días es en pólvora. Es algo ancestral. Milenario.

“En las ciudades mayores: La iluminación petardos es una de las costumbres más importantes de la celebración del año nuevo chino, pero por el peligro y el disturbio del ruido que causan, el Gobierno ha prohibido esta práctica en muchas grandes ciudades como Beijing, Guangzhou y Shanghai. Los fuegos artificiales y cohetes que explotan en el aire todavía se permiten en la mayor parte del país”, dice Nélida.

“Las personas en las ciudades más pequeñas, pequeños pueblos y zonas rurales todavía practican la tradición del petardo y no es considerado peligroso. Justo cuando el reloj marca las 12, las ciudades y pueblos se encienden por arriba con el golpe y la chispa de los fuegos artificiales estallando en el aire. El sonido puede ser ensordecedor. A las 12:00, el auge exhibiciones de fuegos artificiales patrocinadas por gobierno ayuda a hacerlas más fuerte en muchos lugares”, comenta Nélida.

Comienza así un nuevo año lunar chino, el del cerdo y se espera que los cambios positivos vengan pronto para el mundo.