16 de febrero de 2019
Aguas de Manizales - Febrero 2019

Una manizaleña en RCN “Critico a los políticos, pero mucho más a quienes creen en ellos”: Alejandra “Rivolta” Gutiérrez

Por Edgard Hozzman
11 de febrero de 2019
Por Edgard Hozzman
11 de febrero de 2019

Su nombre artístico “Rivolta” es producto de la casualidad e informalidad de su personalidad la que exterioriza a través de sus comentarios en “Los Originales” espacio de RCN Radio al que llegó de paso y se quedó gracias a su amable voz y ganas de proyectarse en su afán de superación.

Como buena manizaleña defiende con alma, corazón y argumentos la fiesta brava y el folclore ciudadano, el tango en el que en su lírica encuentra vivencias de tragos amargos en los que estuvo muerta en vida.

 

Su vocación como comunicadora estuvo latente en su existencia, sin embargo, ella se negaba la oportunidad con el sofisma de la medicina, profesión para la que no había espacio en su idiosincrasia.

Amiga de sus amigos, admiradora del talento y agradecida de quienes le han dado la oportunidad de ser la espectadora de sus logros, los que disfruta paso a paso sin afanes, pero con la seguridad y satisfacción de sonreírle a su existencia superando las cimas y simas del amor.

Entender su cuota humana es darle razón a ese toque de locura inherente al ser humano, es proyectarse, es ser sencillamente ella: La Rivolta.

–Alejandra, ¿escuchó a Doña Gloria Valencia de Castaño?

–Tuve la oportunidad de escucharla, siendo una niña, admirarla y compartir el concepto de mi madre: “ella es una dama”. Dona Gloria fue el mejor modelo como locutora. Hoy soy admiradora de Pilar, su hija quien se mueve en el mundo de la moda y las lentejuelas el que me cautiva y seduce.

–¿Cómo llegó a Los Originales?

–Cuando creí que había cumplido mi ciclo como Disjokey busqué una nueva oportunidad como comunicadora la que llegó, gracias a Nicolás Samper quien me invitó a “Los Originales”. A Jaime le gustó mi aporte y me quedé.

–¿En que pensaba en su adolescencia?

–En mi niñez soñaba con ser cirujana plástica, cuando comencé el bachillerato principié a escribir en el periódico del colegio y en mi casa producía radionovelas para mí, más tarde fundé la emisora del colegio. Mi vocación de comunicadora nació conmigo y evolucionó con mis fantasías.

–¿En su toque de locura hay genialidad?

–La genialidad de quienes han hecho historia y es entender su toque de locura es lo que los hace diferentes.  Todos tenemos un toque de locura. Mi cuota para algunas personas será ser entretenida, simpática, chévere todo depende “del color con que se mire”, dijo Rubén Blades.

–¿Entiende y les da razón a sus locuras?

–Entender y dar razón a la locura, es inherente al ser humano. Es parte de su evolución y proyección de su personalidad.

–¿Cuál es el clima propicio para la imaginación y la inspiración?

–La soledad escuchar su silencio me hace libre. Me angustia no lograr mis soledades en ellas se recrea mi imaginación y la inspiración.

–¿Cuándo descubrió su vocación de comunicadora?

–Como lo comenté antes el periodismo estaba latente en mi existir mi dilema era la Medicina o el Periodismo. El sabio consejo de mi madre me concientizó de mi vocación de comunicadora.

–¿Cómo nació su deseo de laborar en la radio?

–En el bachillerato todo lo que escribía me lo publicaban en el periódico. Mis compañeros y hasta profesores me pedían que les redactara sus cartas de amor, escribí un libro para mi abuelita, me creía una escritora en potencia. Todo se derrumbó cuando la profesora Ángela me dijo “usted es un desastre, no escriba más”. En radio me iba muy bien por lo que me llamaron para colaborar en Javeriana Estéreo. Cuando hice mi primer turno, me di cuenta que lo mío era la radio.

–¿Quién le dio esa primera oportunidad de enfrentar el micrófono?

Sinceramente no recuerdo, pero fue en Javeriana Estéreo en la franja de Jazz contemporáneo. A ese fantasma de mi memoria le debo un profundo abrazo y mi mejor sonrisa.

–¿Qué emisora escuchaba en sus años de bachillerato?

–Escuchaba radio en la ruta del colegio. Generalmente sintonizaban la Mega o Radioactiva, no era mi elección. En el bachillerato, además del CD, entré en la era digital, bajaba música de E-mule llenando mi computador de punk y virus, los que posteriormente me hicieron perder una colección de más de 2.500 discos y 5.000 videos.

–¿Con qué género musical se identifica?

–Sin duda en mi adolescencia definí mi gusto musical y hoy me identifico con el rock transgresivo español con bandas de punk latinoamericano e ibérico y el flamenco.

–¿Dónde estudió Comunicación Social?

–En la Pontificia Universidad Javeriana.

–¿Cómo recuerda el primer programa en que participó?

–Fue en Radio Fantástica 104.4 de RCN, dirigida por Julio César Lobo. Fue una experiencia maravillosa e inolvidable, en esa frecuencia aprendí a hacer radio.

–¿Quién le bautizó como Rivolta y por qué?

–En la universidad tuve la oportunidad de un doble programa académico, periodismo y arte. Hay dos cosas que me han atraído toda mi vida: Las artes y los hombres. Los más guapos de la universidad, con los que podía comentar cosas interesantes, eran los de artes visuales o diseño.

En una oportunidad tuvimos que realizar una exposición con temáticas asignadas. A mí correspondió: “La revolución”. No sabía cómo titular mi obra, nombre que encontré en un concierto de la Filarmónica de Bogotá uno del movimiento de la obra musical se llama “Rivolta Silenzziossa”. Bauticé mi obra: Rivolta Vivace, y así me comenzaron a llamar en el grupo y así nació Alejandra Rivolta.

–¿Cuánto hace que adoptó este mote como identidad?

–13 años en radio. En el primero Morning en el que participé, nos identificábamos al aire con el nombre de nuestro Twitter.

–¿Quién fue la primera persona que creyó en usted como comunicadora?

–Mis padres fueron quienes primero creyeron en mí.

–¿Quién la descubrió como voz comercial?

–Alexander Pinilla, a mi manera de oír, la mejor voz comercial. Él me conoció en La Fm le gustó mi tono, me apoyó y proyectó. Ha sido fundamental en mi actividad profesional.

–¿Cómo recuerda su experiencia haciendo trabajando al lado Cásale y Martín de Francisco?

–Nervios.  Estar junto a ellos, en una mesa de trabajo, cabeza a cabeza, fue una experiencia maravillosa, trabajar con ese binomio, fue un sueño cumplido.

–¿Por qué no continuó con el periodismo deportivo?

–Fue una decisión administrativa. La verdad me gusta el fútbol, el ciclismo y los deportes en general, pero como espectadora, no como periodista.

–¿Qué le recomienda a Carlos Queiroz?

–Que trabaje con criterio y se olvide de quienes pontifican y viven criticando, porque le aseguro que, si es campeón del mundo, lo van a criticar por la forma en la que cogió la copa. Que le dé el lugar que les corresponde a periodistas, críticos, colegas, amigos y enemigos.

–¿Cómo conoció a Nicolás Samper?

–Lo conocí en RCN Radio. No recuerdo exactamente como ni cuando, lo que tengo claro es que las mejores tardes de tertulia y cigarrillos las pase con él. Lo admiro y respeto profundamente.

–¿Cuál ha sido su experiencia trabajando al lado de Jaime Sánchez?

–Enriquecedora, divertida. No conocía la faceta, personal y profesional de Jaime. Ha sido una sorpresa grata y satisfactoria compartir con el micrófono en “Los Originales”, es una gran escuela. Es un espacio en el que me divierto y trabajo con un gran equipo.

–¿Qué admira y qué ha aprendido de Jaime Sánchez?

–Su experiencia radial y en medios, su cultura general, sus conocimientos gastronómicos y del mundo. Es maravilloso escucharlo hablar, tiene un bello tono de voz y excelente sentido del humor. Es un narrador nato, un genio de la comunicación, mi maestro.

–¿Sabe que es la ACL?

–La Asociación Colombiana de Locutores, la conocí por Alexander Pinilla. Viajé en el tiempo cuando visité la sede de La ACL.

–¿La tauromaquia es un arte o un espectáculo cruel?

Un arte, vibro con los toros. Lo que siento al entrar a una plaza de toros no lo comparo con ninguna otra sensación o espectáculo. La fiesta brava es cruel para quien quiere negar la muerte como parte de la vida. Para mí es un brindis por la existencia misma. Me encanta el ritual, la hermosura, la parsimonia. Entiendo el arte puro que yace en el sacrificio, que independientemente de lo cruento que puede ser, es representativo de la pasión y pasión proviene del latín “passio” que significa “padecimiento”. El capote de un torero, las venas, las heridas de un guerrero, están hechas de sangre, y ella es por sí misma, la celebración más grande de la vida.

Algo tengo claro, mi debate con los anti taurinos acabó hace mucho.

–¿Qué extraña de su Manizales del alma?

–Todo, lo de mi Manizales, mi niñez, que se quedó allí donde viví mis mejores años, su clima, sus calles limpias, los montañeros, mi familia, en mi Manizales la diferencia existe, pero se respeta. A mis amigos y a mí misma la de mi Manizales del alma.

–¿Cómo le va con el tango?

–Siempre ha estado cerca de mí, lo disfruto, no sé ninguno completo. Mi padre canta tangos y ha ganado concursos interpretándolos, a mi abuela era la música que la acompañaba a todas partes. Ella siempre escuchaba tangos a mí me gustan y algún día investigare más de este bello género musical

–¿Cómo define los aclamados y estériles discursos de los políticos?

–Me enferman, me gustaría no escucharlos, ignorarlos.  Esos discursos me producen asco y lo triste para mi es que no son estériles, porque me golpean y afectan. Critico a los políticos, pero mucho más a quienes creen en ellos, sean de la corriente que sean.

–¿Quién es el héroe de su historia?

Tres, mi madre, mi padre y mi ser humano favorito, mi abuelita Blanca,

–¿Dónde comienza la historia de la pareja?

–Cuando se aceptan con sus egoísmos.

–¿El fuego del amor es la pasión?

Para mí el fuego del amor, es el amor en su esencia. No hay nada que me genere más pasión, emoción, vibraciones extremas y motivacionales que sentirme enamorada y extrañamente es un sentimiento que pocas veces logramos encontrar.

–¿Con su sonrisa ha bebido tragos amargos añejados en la cava de la traición y desengaños?

–Uffff!!! Los bebí durante cuatro años, sentí morirme, si me busca en ese lapso me encuentro muerta, no tengo memoria de ese espacio y tiempo, me flagelaron el corazón y el alma, sin piedad. Un milagro me salvo, volví a amar de verdad.

–¿Qué le expresa más sentimiento, una sonrisa o una lágrima?

–Una sonrisa. Como mujer sé lo fácil que es llorar, no le creo a los que lloran y sé por qué.

–¿El tiempo agota el lenguaje del corazón?

–El tiempo todo lo agota. Es padre de ilusiones y verdugo de ellas. El tiempo pasa y no perdona.

–¿Cuáles han sido sus cimas y Simas?

–El camino de la vida no tiene un rumbo claro, en el encontramos las cimas y simas que le dan dinámica a nuestra existencia.

–¿Un tema de nuestro bello y rico folclore?

Me guata el vallenato, la cumbia, pero sin duda mi favorito es Joe Arroyo, “Joesón”.

–¿Un compositor colombiano?

–Dos: Joe Arroyo y Diomedes Diaz.

–¿Qué piensa cuando ve a un venezolano pidiendo monedas?

–He crecido viendo a la gente implorando por una moneda. Soy consciente desde niña que vivo en un mundo injusto y miserable.

–¿Qué le diría a quienes atacan a RCN Radio con pinturas y a piedra?

–Son actos producto de la efervescencia de tener una razón o causa que defender. Se desquitan equivocadamente, invalidando las movilizaciones desviando la atención de las causas justas en las que se filtran desadaptados. Lo que veo como un error de procedimiento en un país como Colombia es que nos quedamos mirando la punta del dedo que señala el cielo.

–¿En su experiencia radial hay espacio para la chabacanería y la vulgaridad?

–La escucho, la vivo, la percibo y la rechazo a diario. No soy amiga en absoluto de esa radio.

–¿Su playlist, cinco temas?

–Ésta puede ser para mí la pregunta más difícil de todas porque siempre fallo, y digo lo que no es y más porque cada día tengo una canción diferente en mi playlist… “El día de mi suerte” – Héctor Lavoe, “Chan Cha” – Buenavista Social Club, “Tu Calorro” – Estopa, “Stand by” – Extremoduro, Jesper Munk – “I Love you”.