16 de febrero de 2019
Aguas de Manizales - Febrero 2019

Seis errores comunes al hacer ejercicio

25 de enero de 2019
25 de enero de 2019

Es fácil encontrar en internet el blog de alguna estrella de Hollywood que cuenta las rutinas de ejercicio que realiza para tener un cuerpo escultural, una nueva aplicación para el teléfono celular que sirve como guía de entrenamiento o escuchar historias de conocidos que adelgazaron con unas pastillas mágicas y algunas idas al gimnasio.

Según Catalina Chica, médica deportóloga adscrita a Colsanitas, “Lo difícil es empezar a practicar con regularidad alguna actividad física y persistir. Sobre todo, es necesario hacerlo bien y, mientras se aprende, seguir recomendaciones de profesionales de la salud y la actividad física”. A continuación doce errores comunes al hacer ejercicio.

  1. Hacer ejercicio en ayunas: es importante comer algo ligero hasta media hora antes de empezar la rutina. Una fruta o algún carbohidrato complejo acompañado de algo de proteína —como un par de cucharadas de avena con semillas de chía o una galleta de arroz integral inflado, con un poco de mantequilla de maní— aportan la energía suficiente para comenzar.
  1. Abusar de los suplementos nutricionales: cuando se exagera la ingesta de proteínas sintéticas para aumentar la masa muscular, el cuerpo tiene que hacer un esfuerzo muy grande para eliminarlas, y ahí pueden aparecer fallas renales con el consecuente aumento de tensión arterial.
  1. Consumir productos químicos que prometen adelgazar: sin una prescripción médica, es mejor no tomar suplementos con diuréticos que se venden en el mercado como adelgazantes. Estos productos tienen efectos secundarios negativos, como la deshidratación, que se vuelve el doble de peligrosa cuando se hace ejercicio. Además, los quemadores de grasa interfieren en otras estructuras del cuerpo, incluido el tejido cardiovascular, pues aumentan la frecuencia cardiaca. Como aminoácido, la L-carnitina ayuda a mejorar el metabolismo, pero solo debe tomarse durante un periodo específico en el que se practique ejercicio de forma regular.
  1. Correr como única rutina para estar en forma: correr es un excelente ejercicio, pero debe complementarse con movimientos articulares previos, series de fortalecimiento y estiramientos al finalizar. De lo contrario, aparecen dolores de cadera y de rodilla que se producen por la baja masa muscular. No es recomendable participar en maratones o en carreras sin una preparación física con un entrenamiento adecuado que incluya un aumento gradual de cargas.
  1. Hacer ejercicio solo los fines de semana: ya sea como parte del tratamiento de una enfermedad, para adelgazar o para sentirse en buen estado físico, la regularidad es determinante en el ejercicio. Con una o dos vez por semana no va a lograr ningún objetivo. Para que haya un cambio debe hacer ejercicio por lo menos tres días a la semana. La intensidad y la duración varían dependiendo de la edad y de las condiciones físicas de cada persona.
  1. Guiarse por conceptos masivos: evite asesorarse en páginas de internet, redes sociales y blogs. Consulte a los profesionales y pida una valoración física, porque en temas de nutrición y de ejercicio cada organismo y cada caso deben tratarse de manera individual. No crea en milagros: los estudios científicos demuestran que la única fórmula para bajar de peso y estar en forma es hacer ejercicio de forma regular y comer bien. Sospeche siempre de los atajos y las fórmulas mágicas.