19 de enero de 2019

El difícil encanto de ser modelo

9 de enero de 2019
9 de enero de 2019
Modelo. La Agencia. Foto Caracol Televisión.

Por Guillermo Romero Salamanca

Caracol Televisión inició un nuevo reality: La agencia. Se trata de seleccionar al mejor o la mejor modelo de Colombia. Una dura competencia para buscar a la persona que sea capaz de exhibir diferentes accesorios como vestidos, zapatos, anteojos, bolsos y maquillaje, en fotografías o en una pasarela.

Un buen modelo puede ser la imagen para diferentes artículos que se expondrán en los distintos medios de comunicación. Virginia Vallejo, hace unos años le pagaron un millón de pesos por mostrar sus piernas para una marca famosa de medias. A Fernando González-Pacheco, aunque no era un modelo precisamente por su belleza, le hicieron también un millonario contrato con el fin de cortarse un mostacho que tenía, por la popularidad que tenía.

Según los expertos, la industria mundial de la moda genera al año más de 200 mil millones de dólares en sus ingresos.

La famosa revista Vogue anunciaba hace unos años que los requisitos que solicitan las agencias para pertenecer a la industria del modelaje son: tener una altura de 1.72 y 1.80 centímetros de altura, un busto de 82 a 86 centímetros, una cintura de 60 a 65 centímetros, una cadena entre 85 y 90 centímetros y una edad que oscile entre los 14 y 25 años.

Una buena modelo debe cuidar su cuerpo -con una dieta alta en proteínas y nutrientes—una cabellera sana, manos, uñas y piernas hidratadas y hasta cuidar de su comportamiento.

Debe poseer un book con fotografías en distintas posiciones y saber caminar perfectamente en pasarela, llevando un equilibro entre sus pasos para que las personas que asistan al evento de modas vean sus productos y sea sólo una acompañante.

“Debes contar con apariencia limpia, sobre todo con lo que tiene que ver con la piel y, como requisito obligatorio, tus dientes deben estar derechos y con buena higiene”, recalcan los expertos.

Luego de las quejas que se presentaron ante la anorexia y bulimia de las modelos y su extrema delgadez, la Organización Mundial de la Salud intervino ante los distintos escenarios de modelaje y enviar sus respectivas indicaciones a los diseñadores y empresarios. Se debía contratar modelos cuya masa corporal fuese superior a 18.

El Índice de Masa Corporal (IMC) es una ecuación para establecer la proporción saludable entre la altura de una persona y su peso. Se calcula dividiendo el peso de una persona –expresado en kilos– entre su altura, indicada en metros y elevada al cuadrado, según ha establecido la Organización Mundial de la Salud.

Además de la bulimia y la anorexia, decenas de modelos sufrían de osteoporosis, estaban propensas a las infecciones, alteraciones hormonales, debilidad y diabetes.

Es una tarea exigente y egoísta. Los atuendos que llevan puestos los modelos no son de ellos, sino de los diseñadores y al final de desfile devuelven los implementos que usen.

En las grandes pasarelas, un desfile puede durar escasamente un minuto y para ello se preparan por meses, ensayando, caminando, calculando que las miradas recaigan sobre los vestidos y que su andar sea de acuerdo con el ritmo que lleven los camarógrafos y los críticos.

La concentración, por tanto, debe ser total.

Para muchos críticos, la mejor época del modelaje ocurrió en los años 90 en los cuales figuras como Cindy Crawford, Claudia Shiffer, Linda Evangelista, Naomi Campbell y Elle Mac Pherson crearon verdaderas empresas con sus cuerpos. En el 2006, a sus 50 años, la fortuna de Cindy Crawford se calculaba en unos cien millones de dólares.

En Colombia es una industria medianamente manejada y quizá ahora con La Agencia sirva para impulsar la moda y genere miles de empleos.