12 de diciembre de 2018

Una vida dedicada al servicio

6 de diciembre de 2018
Por Ricardo Tribín Acosta
Por Ricardo Tribín Acosta
6 de diciembre de 2018

Ese seria para mí un epitafio o recordatorio ideal para alguien que ya se nos ha ido físicamente de este mundo y su mejor legado haya sido el servicio desinteresado a sus gentes, incluyendo en ello a los más cercanos. José Antonio Monsalve, un personaje de una magnifica empresa colombiana quien laboraba allí al comienzo de los años setenta, repetía a sus empleados una frase que conservo con agrado desde entonces “Servir es mi ocupación”, pues ella hace de la vocación del servicio una meta de vida.

De ahí que el definir las profesiones, actividades laborales, sociales, o de representación como: Presidente, Gerente General, Monseñor, Gestor, entre muchas otras más, se aparta de un concepto más práctico y útil que expresa que “la más alta posición que un ser humano puede ocupar es la de servidor incondicional”.

Dar sin esperar recompensa alguna, es también un objetivo muy mentado , mas bastante difícil de internalizar, ya que de una u otra forma las personas anhelan siempre el agradecimiento por las buenas acciones realizadas, mas les es difícil aceptar el no molestarse si los conocidos : “mil gracias” o “tome esto a cambio” no se dan. Vanidad de vanidades, cuando será que nos dejarás descansar?