12 de diciembre de 2018

Renuncia magistrada propuesta por Duque para fiscal ad hoc en caso Odebrecht

6 de diciembre de 2018
6 de diciembre de 2018

Bogotá. (EFE).- La abogada Margarita Cabello Blanco, magistrada de la Corte Suprema de Justicia, renunció hoy a ser integrante de la terna para fiscal ad hoc en Colombia, que tendrá a su cargo tres investigaciones de la constructora brasileña Odebrecht, involucrada en un escándalo de corrupción en el país.

Según la Corte Suprema de Justicia “a pesar de mantener su postura de ostentar las calidades y no tener ninguna inhabilidad, por consideración con el presidente” colombiano, Iván Duque, y ese alto tribunal, así como por “facilitar el fluido desempeño de las instituciones, la magistrada Margarita Cabello Blanco acaba de renunciar a la terna”.

La Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia, que está reunida para elegir al fiscal ad hoc, debate si puede continuar con el trámite o si le pide a Duque que designe a otro candidato para completar la terna.

Cabello junto con Clara María González Zabala, actual secretaria jurídica de la Casa de Nariño, y Leonardo Espinosa Quintero, decano de la facultad de Derecho de la Universidad Sergio Arboleda, fueron presentados el martes pasado por el presidente Duque a la Corte Suprema de Justicia como candidatos a fiscal ad hoc.

Horas antes de conocerse la declinación de la magistrada Cabello el presidente Duque dijo que la terna propuesta cumple los requisitos para asumir el reto de investigar los tres casos de los multimillonarios sobornos pagados en Colombia por la brasileña Odebrecht.

El pasado 16 de noviembre la vicefiscal general de Colombia, María Paulina Riveros, pidió a la Corte estudiar “la viabilidad” de nombrar un fiscal ad hoc luego de que una red de veedurías presentó una recusación para que se apartara de la investigación sobre Odebrecht por su cercanía con el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

El escándalo de Odebrecht creció el mes pasado luego de que Noticias Uno emitiera una entrevista grabada en agosto pasado con el ingeniero Jorge Enrique Pizano, testigo clave en el caso, en la que aseguró que Martínez conocía desde 2015, antes de ser fiscal, las irregularidades de la empresa brasileña en Colombia.

El pasado 8 de noviembre Pizano falleció de un paro cardíaco y tres días después su hijo, Alejandro, también murió luego de beber una botella de agua que encontró en el escritorio de su padre y que contenía cianuro. EFE