12 de diciembre de 2018

“Pereira se encuentra de luto”: alcalde Gallo

29 de noviembre de 2018
29 de noviembre de 2018

​“Me embarga la misma tristeza que a ustedes y me uno al dolor de los miles de pereiranos que hoy lamentan la pronta partida de Perla, nuestra jirafa hembra bebé, pero quiero que sepan que aquí no termina nuestro sueño; estoy convencido de las capacidades que posee el Bioparque Ukumarí para llevar a buen fin proyectos de tal envergadura”.

Con estas sentidas palabras y con una explicación argumentando el caso clínico de la jirafa a quien los mismos pereiranos bautizaron como Perla, inició su intervención ante los medios de comunicación de la ciudad el primer mandatario local, Juan Pablo Gallo Maya, a los cuales citó para explicar en detalle lo sucedido con este mamífero.
Luego de que expertos en el cuidado de esta especie se desplazaran desde La Hacienda Nápoles, en el departamento de Antioquia para tratar de cerca el caso de Perla, y con la intervención de todo el equipo médico del parque, se determinó – bajo estudios que así lo ratifican -, que esta especie que llegó a tierras pereiranas no se enfermó o murió por malos cuidados o problemas en su alimentación o falta de un hábitat adecuado.
Las condiciones en materia de salud estaban previstas para que este mamífero hembra de gran tamaño estuviera, como los mismos médicos veterinarios lo dieron a conocer, “condenada a la muerte”, el caso sería un padecimiento congénito denominado estenosis intestinal, el cual no permitía la óptima y requerida digestión del animal.
Los esfuerzos humanos durante casi 5 incansables días, durante los cuales el animal presentó quebrantos en materia de salud, se concentraron en preservar una especie querida por todos. Pereira, así como lo confirmó el Alcalde Gallo Maya, está de luto, perdió una de sus insignias, pero no apagó su fortaleza para continuar abanderando proyectos en pro de la conservación de las especies amenazadas en el mundo.
Más que un capricho personal o una promesa de campaña, las jirafas que llegaron al Bioparque Ukumarí y que por primera vez tocaban tierras colombianas representan una esperanza para una especie amenazada por cazadores y que se extingue rápidamente en el mundo.
Pese a la dura batalla medica que emprendieron 7 médicos, los pronósticos no eran los mejores; la lucha continuó hasta el último momento y fue así como en la madrugada de este miércoles 28 de noviembre, ad portas de presentar la magia de la Navidad, Perla se despedía de nosotros, sus fuerzas y organismo no aguantaron la gravedad de la lesión intestinal congénita y murió.
Los resultados de la necropsia comprobaron el ya mencionado padecimiento, condición genética relacionada con una estrechez del tracto digestivo; la descomposición del alimento y la producción de gases al interior del cuerpo del animal terminaron por comprometer su estado de salud.
El Bioparque Ukumarí, de carácter público y sostenible en su totalidad, continuará creciendo como empresa; sus profesionales continuarán en la apuesta por la protección y el bienestar animal e insistirán incansablemente, redoblando esfuerzos para llevar a cabo el proyecto de cuidar las jirafas y apoyar su reproducción.
Cabe resaltar que este caso médico bajo ninguna perspectiva era predecible, solo el tiempo podría detonar el padecimiento con el que nació el animal; hoy la preocupación y los ojos se colocan en Otún, la jirafa macho que viajo desde Puebla en México y quien se encuentra en perfecto estado de salud, el cual se encuentra al cuidado 24 horas del equipo médico que conforma la clínica veterinaria mejor dotada de América Latina.​
Con información de la Alcaldía de Pereira