12 de diciembre de 2018

¡Gustavo Petro usa bolsas plásticas!

Por Guillermo Romero Salamanca
29 de noviembre de 2018
Por Guillermo Romero Salamanca
29 de noviembre de 2018
Crédito: Twitter de Petro

Después de mirar el video que exhibió la senadora Paloma Valencia en una sesión sobre corrupción en el Congreso de la República en el que se muestra al congresista Gustavo Petro guardando a toda velocidad unos gruesos fajos de billetes, un amigo ambientalista exclamó: “¡No puede ser! ¡Este señor todavía usa bolsas plásticas!”.

Se inventaron cuando unos ingenieros ingleses crearon por accidente el polietileno y en la Segunda Guerra Mundial lo emplearon secretamente. Era un misterio, pero en 1966 en Europa, los comerciantes lanzaron las bolsas plásticas como un alivio económico por los costos de las fabricadas con papel. En 1982 llegó como un furor a Estados Unidos y ya el mundo entero estaba dominado por estos adminículos que se empleaban en supermercados y almacenes de cadena obviando las de papel.

Pero pronto las imágenes de la contaminación que producía invadieron a los medios audiovisuales del mundo.

En Tailanda, según informó hace unas semanas la agencia EFE, unas ochenta bolsas de plástico fueron hallados en el estómago de una ballena piloto que murió tras vómitos y convulsiones. “El cetáceo fue rescatado tras ser avistado flotando inerte e incapaz de nadar en el canal de Songhkla pero acabó expirando por la obstrucción intestinal”.

Las fotos producen grima. Animales marinos atragantados con plásticos, pero ya se ven inmensas islas llenas con este material y según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), entre un 70 y 90% de los residuos acuáticos que se encuentran en las playas son plásticos.

En la actualidad, se tienen detectadas al menos 5 grandes islas de basura plástica en los océanos del mundo y que se encuentran en movimiento y contaminando enormes extensiones de costas y mares. 

Entidades ecológicas como La Red Verde demuestran que se necesitan 5 minutos para producir una bolsa de plásticosu vida útil es aproximadamente de 12 minutos y sin embargo tarda siglos en degradarse en medio ambiente. Además, por cada unidad que se produce se generan 4 gr de CO2, contribuyendo al efecto invernadero y al cambio climático.

“La producción en masa de plásticos, que comenzó hace solo seis décadas, se ha acelerado a tal rapidez que ha creado 8.300 millones de toneladas métricasla mayoría de ellas productos desechables que acaban como desperdicios. Si esto parece una cantidad incomprensible, es porque lo es. Incluso los científicos que han realizado el primer cálculo de la cantidad de plástico producido, descartado, quemado o tirado en vertederos, se han quedado horrorizados por las extraordinarias dimensiones de sus cifras”, informó hace unos días National Geographic.

“El nuevo estudio, explicaba National Geographic, publicado en la revista indexada Science Advances, en el primer análisis global de todos los plásticos que se han fabricado nunca y de su destino, de los 8.300 millones de toneladas métricas que se han producido, 6.300 se han convertido en desechos plásticos. De ellos, solo el 9 por ciento han sido reciclados. La gran mayoría —el 79 por ciento— se está acumulando en vertederos o deteriorándose en entornos naturales como basura. Esto significa que, en algún momento, gran parte de estos desechos acaba en el océano, el «sumidero final».

En Colombia, desde el 1 de julio del 2017 el gobierno nacional impuso un impuesto con el fin de evitar que se emplearan estos implementos y en un primer informe en febrero del 2018, la Dian señaló que los colombianos usaron 688’628.867 de estos empaques, por los cuales pagaron tributos que sumaron 10.404 millones de pesos.

Se dedujo que se usaron 3.568.025 bolsas al día y Acoplásticos –la entidad que aglutina a los productores—manifestó que las ventas de sus bolsas se redujeron en ese período en un 25 por ciento.

Cada una de las bolsas tiene un costo de 30 pesos y se espera que este incremento disminuya aún más su desaforado consumo. Según los estudiosos una bolsa tiene apenas una durabilidad de 12 minutos.

Parece ser que el senador Gustavo Petro no se ha dado cuenta de esta situación. Él podrá explicar la procedencia clara de ese dinero, gracias a su libretista de cabecera, ¿pero y del uso indebido de las bolsas plásticas? De pronto le hacen un debate.