15 de diciembre de 2018

Exlíderes guerrilleros dicen que acuerdo de paz en Colombia fue traicionado

2 de octubre de 2018
2 de octubre de 2018

Bogotá, 2 oct (EFE).- Los exlíderes de las FARC Luciano Marín, conocido como “Iván Márquez”, y Hernán Darío Velásquez, alias “El Paisa”, quienes abandonaron la zona de reincorporación en la que permanecen los excombatientes y cuyo paradero se desconoce, aseguraron en una carta que el acuerdo de paz en Colombia fue “traicionado”.

En una misiva que enviaron a la Comisión de Paz del Senado los exguerrilleros indicaron que tres actos de “insensatez” empujaron al acuerdo que el Gobierno y las FARC firmaron en 2016 al “abismo de los procesos de paz fallidos”.

Se trata de “la inseguridad jurídica, las modificaciones al texto original de lo convenido y el incumplimiento de aspectos esenciales del acuerdo”, dijeron en el texto que fue escrito el pasado 22 de septiembre y dado a conocer este lunes a la medianoche.

La dirección del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, en el que se transformaron las FARC, afirmó el pasado 16 de agosto que desconoce el paradero de Márquez, “El Paisa” y Henry Castellanos Garzón, alias “Romaña”.

Márquez, que fue el jefe negociador de las FARC en los diálogos de paz en La Habana, abandonó el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Miravalle, en el departamento de Caquetá (sur), en el que permanecen algunos de los exinsurgentes luego de entregar las armas.

Además, no asumió su escaño como senador alegando incumplimientos del acuerdo de paz y en protesta por la detención el pasado 9 de abril de Jesús Santrich, otro líder guerrillero pedido en extradición por Estados Unidos que lo acusa de narcotráfico.

En la carta que publican hoy medios locales tanto Márquez como “El Paisa” critican al expresidente Juan Manuel Santos por no haber salvado la paz.

“Lo esencial del acuerdo de paz de La Habana ha sido traicionado. No se aplicó plenamente la amnistía, todavía quedan guerrilleros presos. Cinco años después de lograr el primer acuerdo parcial no hay titulaciones de tierras, ni fondo de tres millones de hectáreas para los que no la tienen”, manifestaron.

También, señalaron que el acuerdo tuvo una falla estructural que consiste en “haber firmado, primero, la dejación de las armas, sin haber acordado antes los términos de la reincorporación económica y social de los guerrilleros”.

Esa, precisaron, “es la causa de los problemas que hoy afrontan los ETCR por incumplimientos del Estado. Ingenuamente creímos en la palabra y la buena fe del Gobierno”.

Por último, los exlíderes insurgentes hicieron un llamado a la Comisión de Paz del Senado para salvar lo acordado.

“Señores y señoras congresistas: nuestra principal preocupación es cómo sacar la paz de Colombia del abismo de los acuerdos fallidos a la que fue arrojada con desprecio, y nos gustaría conocer al respecto sus valiosas apreciaciones. Vale la pena intentar lo imposible, porque de lo posible se ocupan los demás todos los días”, puntualizaron en la carta. EFE