19 de marzo de 2019
Aguas de Manizales - Marzo 2019

Un épico bolero Bella historia de amor sincero

Por Edgard Hozzman
16 de octubre de 2018
Por Edgard Hozzman
16 de octubre de 2018
Pedro Junco. Imagen Gaceta FM.

Uno de los boleros más cargados de leyenda es _*“Nosotros”*_, tema detrás del cual se encierra un drama lleno de amor, pasión, enfermedad y muerte. Usted seguro ha escuchado la pieza pues está en el repertorio de todos los cantantes, tríos y grupos que tocan en vivo.

A pesar de que _*“Nosotros”*_ fué escrita en Cuba hace más de 70 años, nunca ha perdido vigencia.
A lo largo del tiempo ha sido llevada a los discos por las voces más exitosas de habla hispana, desde *Fernando Fernández* hasta *Luís Miguel* y desde *Los Panchos* hasta *Plácido Domingo*.

En su letra éste bolero encierra un drama surgido de la vida real: un enamorado debe alejarse de su pareja para no causarle daño y le dice adiós sin mayores explicaciones.

Ésta historia ha dado vida al mito que rodea a la canción.

La historia surge en *La Habana, Cuba*. El joven compositor *Pedro Junco*, nacido en el seno de una familia acomodada, llevó una vida disipada en su adolescencia y contrajo una enfermedad que en esa época era mortal: *la tuberculosis*.

Tuvo muchos romances, pero no había conocido el amor de verdad hasta que entró a su vida una muchacha de seductora belleza.

Ella pertenecía a una familia que se escandalizó al enterarse que el joven pretendiente era un compositor bohemio con fama de seductor aventurero.

El papá de la chica le prohibió que volviera a verlo…pero el amor, que siempre abre caminos para los corazones, los llevó a citas secretas en las que vivieron un intenso romance.

Pero la tragedia hizo su aparición: la tuberculosis se había agudizado. Todo indica que Pedro estaba en camino de llegar a la oscura y fría tumba prematuramente.

Era imprescindible aislarlo por completo para que no contagiara a quienes se le acercaban. Lo recluyen en un hospital lejos de La Habana y no pudo avisarle a su amada que no podría verla ya más pues, de insistir en ello, le causaría la muerte. Viajó así al hospital y subió a la cama de la que nunca volvería a levantarse con vida. Tenía apenas…23 años de edad.

En un arrebato de dolor, Pedro escribió una carta para volcar en ella las palabras del adiós.

Pero, ¿cómo le haría llegar la carta a su adorada? Nadie estaba enterado de su relación y su padre supervisaba cada carta que llegaba. Así que *convirtió la carta en canción* y le pidió a un amigo trovador que la cantara por la radio en un programa que su amada escuchaba cada noche.

Ella, muy angustiada por la ausencia de su amado, se enteró por fin de la aterradora situación. De inmediato fue al hospital para verlo pero fué demasiado tarde…Pedrito Junco había muerto horas antes!

El público conoció la desdichada historia y pronto _*“Nosotros”*_ se popularizó por toda Latinoamérica a través de distintas grabaciones. Hoy ésta pieza está entre los temas románticos más conocidos de habla hispana.

Pero a pesar de ello, pocos saben que nació de un drama de la vida real.

*Pedro Junco Jr.*, que por estos días estaría cumpliendo 95 años de edad, escribió otros *30 boleros*, pero ninguno iguala en emoción a _*“Nosotros”*_.

Y ahora que Usted ya sabe la historia, le aseguro que la próxima vez que escuche la pieza tendrá una sensación romántica distinta, ya verá!

Disfrútela como yo lo hice!

“NOSOTROS” Pedro Junco

Atiéndeme 
quiero decirte algo 
que quizás no esperes 
doloroso tal vez 
escúchame 
aunque me duela el alma 
yo necesito hablarte 
y así lo haré 

nosotros 
que fuimos tan sinceros 
que desde que nos vimos 
amándonos estamos 
nosotros 
que del amor hicimos 
un sol maravilloso 
romance tan divino 

nosotros 
que nos queremos tanto 
debemos separarnos 
no me preguntes más 
no es falta de cariño 
te quiero con el alma 
te juro que te adoro 
y en nombre de ese amor 
y por tu bien 
te digo adiós. 

nosotros 
que nos queremos tanto 
debemos separarnos 
no me preguntes más 
no es falta de cariño 
te quiero con el alma 
te juro que te adoro 
y en nombre de ese amor 
y por tu bien 
te digo adiós