19 de septiembre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Presidente Duque No renuncie

Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
11 de septiembre de 2018
Por Julián Andrés García Cortés
Por Julián Andrés García Cortés
Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
11 de septiembre de 2018

 

 

Por Julián Andrés García Cortés

 

 

 

Creo que este país no es digno de su presencia ni de sus decisiones, las cuales no son entendidas por la ignorancia de las mayorías que un fatídico 27 de junio del 2018 lo llevaron a usted a la presidencia.

Presidente, he probado la marihuana, me encantan los tatuajes y mi tesis doctoral es en contra del neoliberalismo, todo un despropósito para su gobierno “democrático y abierto a la ciudadanía”; espero que cuando yo tenga su edad, todas estas ‘aberraciones’ se me hayan podido quitar y me convierta en un hombre de ‘bien’ para esta patria.

Presidente, sabemos que sus cambios de posturas nunca serían visos de contradicción, ni mucho menos, son nuevas capacidades desarrolladas gracias a la experiencia adquirida en este mes como primer mandatario. También entendemos y sabemos que su pasada cercanía con el ex presidente Juan Manuel Santos, le dejaron grandes aprendizajes, como el mantra preferido que le permite estar relajado y lo induce a un estado de meditación cada vez que repite en su cabeza: “sólo los imbéciles no cambian de opinión cuando cambian las circunstancias”, y usted de imbécil no tiene ni un solo pelo teñido, podrá ser un poco maleable, contradictorio y mal presidente, pero nunca un imbécil.

Ahora presidente, yo necesito de su ayuda, quiero que me cuente a mí y al país, cómo se pudo ‘curar’ de tantas cosas del pasado. Es por todos conocido los twits que usted escribió felicitando al presidente Barack Obama “por apoyar el matrimonio entre las parejas del mismo sexo”, o los trinos donde dijo que la lucha contra las drogas se debía hacer desde la prevención, la rehabilitación de adictos, la descriminalización del consumo, el combate a los criminales y la lucha contra los carteles de droga, todos ellos grandes pasos en materia de derechos civiles.

Es posible, que yo padezca lo mismo que usted padeció en el pasado, porque además de lo anterior, también estoy de acuerdo con la eutanasia, el aborto y la adopción de parejas del mismo sexo, todo como lo ha dicho la Corte Constitucional y las leyes. Pero viendo su ejemplo y sus últimas decisiones como candidato y presidente, manifestando que quiere criminalizar a los consumidores, desconocer los derechos de las parejas del mismo sexo y sostener que la familia es solo la convencional compuesta por mamá, papá e hijos, quiero que me ayude para superar todas estas ‘aberraciones’.

Por favor presidente, usted que juró en campaña sobre tantos libros sagrados de diferentes cultos religiosos, díganos cuál hizo en su interior el milagro para que todas esas ideas y pensamientos liberales se salieran de ese cuerpo.

Por último presidente Duque, le pido que no renuncie. Esto lo hago en nombre propio y de muchos colombianos que sabemos que usted todavía tiene muchas sorpresas que darnos, por ejemplo, todavía no ha nombrado a Viviane Morales, ni a Angelino Garzón quienes sabemos que jugarán grandes papeles en su presidencia y darán mucho material para los humoristas políticos.

Presidente, no renuncie y déjenos demostrar que este país todavía aguanta cuatro años más de malas decisiones y en últimas no serán capaz de acabarnos.