22 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

ONG de Colombia busca determinar si hombre asesinado en noroeste es líder social

5 de septiembre de 2018
5 de septiembre de 2018
Bogotá, 5 sep (Sputnik).- Un líder social habría sido asesinado en las últimas horas en una aldea del municipio colombiano de Tarazá (Antioquia, noroeste), según informó el martes a medios locales el director de la organización no gubernamental Nodo Antioquia, Óscar Yesid Zapata, aunque aún intentan determinar la identidad del cuerpo.

«Todavía no es muy claro, me comuniqué con las personas del sector y me dicen que podría tratarse del líder comunal (Norberto Jaramillo), pero la información, por ahora, es muy ambigua», dijo Zapata a la emisora local RCN Radio, presente en la zona.

Zapata precisó que están a la espera de conocer los resultados de la necropsia de la estatal Medicina Legal, aunque la comunidad insiste en que se trata del líder campesino.

Por su parte, la alcaldesa de Tarazá, Gladis Miguel Vides, dijo a esa emisora que la comunidad llamó a la administración para pedir ayuda en el sepelio y traslado del cuerpo, debido a que el asesinato, cometido por desconocidos, ocurrió a tres horas del casco urbano y las autoridades aún no llegan a la zona.

«Nos llamaron para ver si les podíamos colaborar para comprar el ataúd y mandarles carros para sacarlo de allá», indicó la funcionaria.

De acuerdo con las autoridades, en la región tiene presencia el grupo narcotraficante y paramilitar Clan del Golfo, así como bandas criminales que se han cobrado la vida de 80 personas solo este año en Tarazá.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo (ombudsman) indica que 49 líderes sociales han sido asesinados en Antioquia en los últimos dos años y medio, mientras que la cifra asciende a 84 en el departamento del Cauca (suroeste).

Otros departamentos afectados por muertes de líderes sociales son: Norte de Santander (noreste, frontera con Venezuela), donde se han registrado 21 asesinatos, así como Nariño y Valle del Cauca (ambos en el suroeste), donde han muerto 20 y 18 defensores de derechos humanos, respectivamente. (Sputnik)