12 de diciembre de 2018

Ombudsman de Colombia dice que proceso de paz con ELN debe continuar

14 de septiembre de 2018
14 de septiembre de 2018
Crédito: Defensoría del Pueblo

Bogotá, 14 sep (Sputnik).- El defensor del Pueblo de Colombia, Carlos Alfonso Negret, hizo un llamado al Gobierno y a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) para que se descongele la negociación de paz.

“El proceso de paz (con el ELN) tiene que seguir, se tiene que seguir impulsando, porque realmente nadie sabe lo que está pasando en las zonas campesinas, indígenas y zonas afro que están en la selva del Chocó (noroeste)”, señaló un comunicado de la Defensoría del Pueblo difundido este jueves.

En la actualidad “hay muchas dificultades para la gente en esas zonas del país, de modo que la paz se requiere”, por lo que el Gobierno y el ELN deberán “construir un nuevo protocolo o unas nuevas dinámicas”, indica el texto del ombudsman.

El ELN dejó en libertad el miércoles a cuatro militares, un policía y dos civiles que mantenía secuestrados desde el pasado agosto, mientras la semana pasada también liberó a otros tres militares que capturados en días recientes.

El ELN señala que de este modo ha dejado en libertad a todas las personas que mantenía secuestradas, como gesto de voluntad con el Gobierno para descongelar los diálogos de paz.

Pero la administración del presidente Iván Duque sostiene que la guerrilla aún tiene en su poder a 10 personas, algunas de ellas desde 2002.

Duque pidió el miércoles al ELN que “informe con precisión el estado de esas personas (que secuestró hace tiempo y que) indique cuándo regresarán a sus casas”.

Asimismo, reiteró que hasta tanto el ELN libere a “todos los secuestrados”, mantendrá congeladas las negociaciones de paz.

Tras la liberación de todos los secuestrados, el Gobierno también espera que el ELN pacte un tiempo preciso para terminar la agenda de negociaciones y que concentre a todas sus unidades guerrilleras en una zona determinada y con verificación internacional, condiciones adicionales para retomar los diálogos.

El ELN califica tales condiciones como “inaceptables”, aunque mantiene su voluntad de continuar las negociaciones de paz.

El Gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018) y el ELN (última guerrilla activa en Colombia) alcanzaron a desarrollar seis ciclos de conversaciones con el objetivo de ponerle fin a más de medio siglo de confrontación armada y un armisticio similar al que se logró en noviembre de 2016 con la entonces guerrilla de las FARC, hoy convertida en partido político.

El pasado 7 de agosto, cuando asumió la Presidencia para un periodo de cuatro años, Duque anunció que su Gobierno se tomaría 30 días para decidir si continuaba o no con los diálogos, plazo que venció el pasado viernes.

Al día siguiente Duque anunció que mantendrá congelados los diálogos hasta tanto el ELN libere a “todos” los retenidos. (Sputnik)