Fontur 2018
Gazapito futbolero

Por Cazador

La idea inicial de estas columnas era generar alguna pedagogía, especialmente sobre el manejo correcto del idioma en los medios de comunicación. Se trataba de mostrar errores divulgados por los comunicadores, presentar las normas de sintaxis u ortografía cuya transgresión generaba el error, y proponer una forma alternativa de expresar correctamente la idea. En algunas oportunidades aparecieron en los medios errores geográficos tan graves que tuve que ceder a la tentación de hacerlos notar y corregirlos, a pesar de no ser “gazapos idiomáticos”. Ahora encuentro, expresado en una noticia deportiva de este diario, un concepto que, francamente, contradice tanto la realidad, que quiero hacerlo notar. No es un asunto trascendental pero, dada la popularidad con que cuenta el fútbol, me parece conveniente destacarlo.

El Once Caldas, equipo profesional de fútbol de Manizales, había iniciado con pie derecho el torneo que está apenas empezando. Había ganado los partidos correspondientes a las dos primeras fechas y se aprestaba a vencer en la tercera al débil Deportivo Pasto que no había hecho ni un solo punto en sus dos actuaciones, y estaba en problemas de cambio de técnico, lo que era otro punto en su contra.

Todos nos imaginábamos que el Once obtendría un triunfo arrollador en Pasto. Era lo lógico. Pero en deportes no hay nada definido hasta cuando se realizan los encuentros, y el equipo de la capital de Nariño no dejó que su valla fuera vencida.

Al otro día, esperábamos leer en este medio una crítica seria, casi despiadada, por la incapacidad de los nuestros. Era lo que merecían. Sin embargo, el titular publicado fue más un elogio, un premio a la actuación del equipo, que un llamado de atención por el resultado negativo: “Once Caldas se trajo un valioso punto de Pasto”, decía el comentarista. Me parece que esa es una frase que desorienta al lector. Fue Pasto el que arrancó un valioso punto al Once, y este perdió dos, lo cual no es propiamente un éxito. ¿No les parece?