15 de diciembre de 2018

Entidades públicas se rajan en control interno, revela la Contraloría

25 de septiembre de 2018
25 de septiembre de 2018

Bogotá, 25 de septiembre de 2018.- El Contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba Larrarte, reveló hoy que, de acuerdo con los resultados obtenidos en 176 procesos auditores que realizó la Contraloría durante el primer semestre de 2018 (sobre la vigencia 2017), el 56% de los 232 conceptos o pronunciamientos emitidos sobre la calidad y eficiencia del control interno que tienen las entidades y organismos del Estado se ubicó en el rango “Con deficiencias”, el 14% como “Ineficiente” y sólo un 30% fue calificado como “Eficiente”.

Esto significa que no son muy halagadores los resultados de las evaluaciones que realiza la Contraloría General de la República en esta materia.

Según el Contralor Córdoba Larrarte, lo que se ha puesto en evidencia es que el diseño y efectividad de los controles implementados por una buena parte de las entidades auditadas por la CGR, no fueron suficientes para prevenir o mitigar los riesgos en el manejo de los recursos públicos.

Durante los últimos tres años (2015, 2016 y 2017), la tendencia del Concepto de la Contraloría sobre la Calidad y Eficiencia del Control Fiscal Interno ha sido la misma, “Con deficiencias”: en 2015 el 49% de los sujetos de control auditados se ubicaron en este rango. En 2016 ese porcentaje bajó al 43%, pero en 2017 volvió a subir, esta vez al 51%.

La disminución en la efectividad del Control Interno se advierte al comparar los porcentajes de “Eficiente”, en las últimas dos vigencias evaluadas,  y encontrar una clara disminución: 48% en 2016, contra 39% en 2017.

Las evaluaciones de la CGR al Control Fiscal Interno de cada una de las entidades y recursos auditados muestran que, en su gran mayoría, los riesgos se terminan materializando y generan los distintos hallazgos que determina los procesos auditores, con incidencias administrativas, de presunto carácter fiscal, disciplinario y penal, y con otras connotaciones, que son trasladados a las diferentes instancias competentes.

El jefe del organismo de control participó  en la instalación del Congreso de Control Interno de la Policía Nacional, en una intervención donde, a la luz de estos resultados, hizo especial énfasis en la necesidad de que los responsables del manejo de los recursos públicos realicen un detallado análisis al diseño de las actividades de control, que permita y garantice la mitigación de los riesgos.

Córdoba Larrate, que recibió de parte de la Policía -por segunda vez- la Medalla al Mérito Ciudadano, expuso también las líneas generales del Control Fiscal Inteligente que promoverá durante su administración como Contralor General de la República y que está basado en tres principios centrales: control preventivo, control concomitante y control posterior.

Datos relevantes del Informe de la CGR sobre Calidad y Eficiencia del Control Fiscal Interno en la Vigencia 2017

En su intervención ante los miembros de la Policía Nacional, el Contralor Carlos Felipe Córdoba Larrarte mostró algunos datos relevantes contenidos en el Informe de la CGR sobre la Calidad y Eficiencia del Control Fiscal Interno en la Vigencia 2017, producto de las auditorías Financieras, de Cumplimiento y Desempeño que llevó a cabo el equipo humano de la Contraloría General de la República durante el primer semestre de 2018.

El artículo 268 de la Constitución le asigna al Contralor General la tarea de conceptuar sobre la calidad y la eficiencia del Control Fiscal Interno de las entidades y organismos del Estado.

En cumplimiento de esta misión y en virtud del Plan de Vigilancia y Control Fiscal 2018, la Contraloría General de la República realizó 176 procesos auditores -posteriores y selectivos como lo indica el mandato constitucional- durante el primer semestre del presente año, para un total de 232 pronunciamientos en relación a la calidad y eficiencia del Control Interno.

Desafortunadamente, el mayor porcentaje de pronunciamientos fue ubicado en la categoría de “Con Deficiencias”, lo cual evidencia la principal conclusión de este ejercicio:

El diseño y el ejercicio efectivo de los controles implementados por las entidades sujeto de vigilancia, no fueron suficientes para prevenir o mitigar los riesgos en el manejo de los recursos públicos. Es decir, los controles no mitigan el riesgo, lo que termina generando hallazgos con incidencias administrativas, fiscales, disciplinarias, penales y otras que se trasladan a diferentes instancias competentes.

En los últimos 3 años -es decir las vigencias 2015, 2016, y 2017- la tendencia ha sido la misma, la mayoría y cerca de la mitad de los resultados han entrado a la categoría “Con Deficiencias”. En total un 56% de los pronunciamientos emitidos en la vigencia 2017 se ubicaron allí. Esto quiere decir simplemente que los controles no han mejorado en forma significativa.