16 de octubre de 2018
Por Álvaro Rodríguez Hernández
23 de septiembre de 2018

El jefe liberal es Diego Patiño: Mario Marín  

Por Álvaro Rodríguez Hernández
23 de septiembre de 2018

 

“No  creo que el alcalde  tenga las cartas marcadas y ojalá así sea. Creo en la buena fe del alcalde y aspiro que se haga a un lado y no  tome partido”.

Por ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

-Advierte precandidato liberal en Pereira

-Le pide al alcalde Gallo, no tomar partido

-Yo voté por usted, alcalde

-En política no hay vacas sagradas

-Los partidos están en crisis

Por qué una persona que está 7 períodos como liberal en la Asamblea, prefiere la alcaldía de Pereira y no la gobernación. Rueda la grabación, en una pequeña oficina de esa Corporación en Pereira. Se protege de un Bolívar astuto que emerge en posición de héroe. De Libertador.

Es el diputado Mario Marín Hincapié. Empresario y hombre del deporte y de un intenso trabajo por la calidad de agua que se consume en Risaralda. Crítico a morir. Conoce a fondo los vericuetos de la política y  el deambular de gobernantes cuestionados.

En el estudio y análisis con líderes, empresarios y compañeros que han estado conmigo en más de 25 años, entendimos que la fortaleza mayor es Pereira, la capital, donde de paso , digámoslo, es donde mejor la ha rendido en eso de contar votos.

No dice quiénes integran ese equipo que menciona. Antes del reportaje le traen banano picado como si la política requiera de una dieta especial. La mejor dieta es cumplirle a la ciudadanía, responde de buen tono este, también, ex concejal de Pereira. Una estatua de buen tamaño del libertador Simón Bolívar, le recuerda su paso por muchas guerras políticas.

Para gobernar se necesita ser un buen líder para darle libertad a muchas comunidades. Jugó un papel importante en Colombia, sostiene Mario Marín.

Cree que el mayor problema de Pereira es la seguridad que se combate con más empleo. De calidad y para lo cual se debe fortalecer la generación de mano de obra.

EL JEFE DIEGO PATIÑO

Pero por qué aspira: Menciona adelante a Diego Patiño, hoy con credencial repitente de Representante a la Cámara. Con él tiene muchas identidades. Lo ha aguantado en el trajín político con rico estoicismo.  Es una historia en el departamento como gobernador y político de trayectoria.  Mario es liberal recalcitrante. Digo, de disciplina y de marcar identidades en temas capitales como el medio ambiente, la familia, el deporte donde ha dejado  huella en esta Corporación.

Es liberal y no busca firmas porque ha colocado alcaldes y gobernadores con este partido.

Escogimos a Juan Pablo Gallo- alcalde de Pereira hoy – votamos por él, señala de seguido, sin ínfulas políticos y sin inflar pecho. Votamos por su propuesta y eso nos permitió recuperar el poder, la alcaldía que no la teníamos hacía 12 años, se despacha.

Mario Marín Hincapié no habla de encuestas sino de reglas claras para definir el mecanismo de selección del candidato liberal a la alcaldía. Al frente tiene 3 rivales listos. Compromisarios hay y en espera de tener mecanismos. Los que resulten por el liberalismo.  Quiere que sea un proceso que una y no destruya al partido, advierte.

Ellos se venden – un ex secretario de Obras metido de candidato de apellido Calderón; Herman Calvo un buen gerente de la Lotería del Risaralda y un excelente funcionario que hizo ruido favorable con las finanzas de Pereira en su paso  como Secretario de Hacienda – como el Equipo del Cambio. Entonces, Marín es el Equipo del continuismo, de más de lo mismo.

Si ser continuista es trabajar por el ciudadano, por las comunidades, por las debilidades asfixiantes, pues lo soy, señala de manera poderosa. Sí por ese déficit de tareas me declaro continuista y quiero llegar a ser alcalde para mejorar esas ausencias de Estado,  repite hasta el cansancio con una elevada de tono de voz.

Lleva 30 años trabajando por Risaralda. No ve crisis en el partido rojo. Sino cargado de matices, de istmos, de nombres, de actores, de divisiones  sino de buscar recomponer las fortalezas liberales.

Hay un partido liberal con jefe en Risaralda, sale al quite de quienes piensan lo contrario. Con jefatura y el partido liberal hoy lo tiene y es Diego Patiño Amariles, repite otra vez más como para que no queden dudas. Lealtad por siempre. En segundo lugar Juan Carlos Reinales- el otro  Representante a la Cámara por Risaralda – y menciona la presidencia del partido en manos de Jaime Esteban Duque, el joven concejal liberal. Hay partido y  hay jefe, lo dice cantadito como para que no vuelvan a quedar dudas.

Es partidario en momentos de dificultades de darle apoyo total al Presidente del partido liberal, César Gaviria.     Ha hecho un trabajo inmenso, ha mantenido  unido al partido pese a las disidencias que se ven en todos los partidos, agrega. Considera que todos los partidos pasando por el conservatismo y el Centro Democrático, están en crisis, tienen dificultades.

Le pido a la bancada liberal si estuviese en el Congreso, que le diéramos respaldo al doctor César Gaviria, pronostica.

Toda mi gratitud a quienes recogen basuras en vez de tirarlas. Con pequeñas cosas hacemos grande nuestra amada Pereira.

CARTAS DEL NAIPE

No se rehúye la pregunta sobre si el proceso de elección a la alcaldía ya hay candidatos con las cartas marcadas.

Ojalá no, piensa. Le pido respetuosamente al alcalde que siga gobernando, que siga haciendo las  cosas por este municipio ya que si al alcalde le va bien a las comunidades, a los pereiranos, también. Le pido el favor  que no tome partido ya que eso no le conviene ni al partido liberal ni al pueblo pereirano que lo eligió.

ALCALDE NO TOME PARTIDO

Más claro: que no se entrometa, le preguntamos.  No nnooo,  no  creo que el alcalde  tenga las cartas marcadas y ojalá así sea. Creo en la buena fe del alcalde y aspiro que se haga a un lado y no  tome partido.

Deja un mensaje: estoy dispuesto a cumplir las reglas de juego. Nadie me tiene que decir nada  cuando  siempre  he sido liberal y ha sido el partido de mi carrera política. No soy semáforo – que haya estado en otros colores banderizos – . He hecho partido en las buenas y en las malas,  puntualiza y hace ver lo que llamó que no ha sido un destructor del partido porque nunca ha estado en ello.  No de ahora sino de siempre incluso cuando el partido se llamaba Visión Risaralda.  No he tenido cartas debajo de la mesa sino  por encima.

EL QUE DIGA PATIÑO

Pero mire diputado Marín: usted no quiere que sea el que diga el alcalde Gallo. Pero le suena entonces que sea el que diga Diego Patiño Amariles,  le preguntamos.

No es el que diga Juan Carlos Reinales, ni Patiño, ni el alcalde Juan Pablo Gallo: respaldo lo que diga la militancia del partido y el mecanismo que se dirima de manera abierta.

Entre otras cosas, pienso, considero que al alcalde Juan Pablo Gallo le ha ido bien, sostiene Marín Hincapié.

Sus proyectos, sus apuestas los está sacando adelante y por eso , repito, si a él, al alcalde, le va bien a nosotros, los pereiranos, a la ciudad, mucho mejor. Yo voté por Gallo como presidente y ciudadano. Por sus propuestas que hoy se están cristalizando.

REPLANTEO DE ALIANZA

Para Mario Marín, diputado de muchos ejercicios electorales, considera que una vez escogerse candidato único del partido liberal, tenemos que reunirnos y  mirar cuáles son las mejores condiciones  para hacer la alianza que nos lleve a recuperar unas alcaldías, a  sostener otras y obvio , por qué no  con una buena alianza la  gobernación del Risaralda.

CUMPLIMIENTOS DE PACTOS

La pregunta sobresale: si le ha cumplido el conservatismo hoy con las gobernación al partido liberal, preguntan viejos zorros del tinglado político.

Responde: la verdad, con todo respeto, no estuve  en los acuerdos firmados  con el partido conservador. Creería que sí. Se siguen cumpliendo esos pactos que se hicieron.

INDEPENDIENTE

La moda liberal es declararse independientes como le sucedió al rojo del Congreso con el gobierno Duque. Sobre la suerte de hacer lo mismo en Pereira y Risaralda, agrega: recibo directrices. He sido un hombre  de disciplina.  Estoy con la propuesta nacional del Presidente Gaviria. En la región  hay, existen acuerdos y hay que respetarlos. De hecho estoy en esos acuerdos que firmaron quienes así actuaron.

LO MALO DEL GOBIERNO

Sobre lo malo del gobierno Sigifredo Salazar Osorio, prefiere no profundizar pero considera que faltan muchas cosas más para sacar un departamento y una ciudad como Pereira, adelante.

Debe sumarse fuerzas, dejar aún lado el tema partidista, concentrarse en las propuestas  que le sirvan a la región y al gobernador se le ha venido apoyando y ha contado con mi apoyo.

Consideró que ha fallado en no unir a la dirigencia como tal en torno a las propuestas que él ha presentado pero que de hecho se ha avanzado en lo que tiene que ver con la  Asamblea con varios diputados afrontó profundas diferencias y hoy tratamos que la  Corporación lo apoye en temas importantes como la PLEC, unirse en torno a esa propuesta y eso es lo que necesitamos , la inclusión de muchos actores para poder tener gobernabilidad.

EL PROBLEMA DE PEREIRA: INSEGURIDAD

Cree que el mayor problema de Pereira es la seguridad que se combate con más empleo. De calidad y para lo cual se debe fortalecer la generación de mano de obra. Pereira recibe mucha gente  y tenemos que  trabajar duro, además, para mejorar la movilidad que es un tema bien complicado. Lo ambiental: reforestar descontaminar los ríos Consota y Otún.

Me preocupa, recalca, el tema  deportivo y es pedir la sede de los Juegos nacionales ya que desde 1974, no se construyen escenarios deportivos y lo que existe quedaron viejos, no ha pista atlética y se reclama un escenario y otros nuevos.

CORRUPCIÓN

Sobre la mancha de corrupción precisa que se debe trabajar sobre valores, ética y moral.

No se le olvide esta otra palabra: la gente debe ser grata. Con quienes han construido y le ha dado la oportunidad. Se necesita emprendimiento, apoyo para ellos.

NO ESTÁN MANDADAS A RECOGER

No considera que las Asambleas estén mandadas a recoger. Fortalecerlas. Qué tal, pregunta, si no existieran éstas para el control de las propias gobernaciones, reflexiona.

NO HAY VACAS SAGRADAS

No estima que en Risaralda dentro de la actividad política existan vacas sagradas.

Creería que hay personas que quieren manejar un liderazgo y ello es legítimo. No hay vacas sagradas, añade.