15 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El doctor Pachito Santos.

14 de septiembre de 2018
Por Víctor Zuluaga Gómez
Por Víctor Zuluaga Gómez
14 de septiembre de 2018

Víctor Zuluaga Gómez

Todos conocemos de tiempo atrás al doctor Pachito Santos. Fue Vicepresidente en el gobierno del doctor Álvaro Uribe y en verdad desempeñó sus funciones en medio de un silencio prolongado porque finalmente no hizo nada. Tenía, obviamente el mérito de pertenecer a una familia tradicional de Colombia, conocida por ser la propietaria de uno de los medios de comunicación más importantes que ha tenido el país. Ese era para el Presidente de turno, un mérito suficiente para que llegara a tan alta posición.

Cuando se presentaron los precandidatos a la Presidencia por el Centro Democrático, era obvio que aspirara a ser el postulado por su Partido para llegar a la Presidencia, pero seguramente el doctor Uribe, quien lo conoce suficiente, no le dio el respaldo que requería y quedó al margen de la contienda electoral. Pero siempre ha estado presente en la arena política, y de vez en cuando nos entretiene con una de sus salidas humorísticas y es por eso seguramente que se le llama con cariño, “Pachito”.

Hace muy poco el doctor Pachito fue notificado de su nombramiento como Embajador en los Estados Unidos y claro, mucha gente se ha preguntado cuáles son los méritos que asisten al nuevo Embajador para  el desempeño de tan importante cargo. Pero fue una periodista la encargada de descifrar el asunto cuando al aire y en una entrevista manifestó que en sus años mozo había sido consumidor de marihuana. Pero eso sí, de inmediato dijo que en la actualidad ya no acudía a la yerba. Y muy bien que lo hubiera dicho al aire porque de lo contrario el señor Presidente Trump lo hubiera objetado porque una de sus mayores preocupaciones tiene que ver con la ampliación de las hectáreas dedicadas en Colombia al cultivo de la marihuana y de la coca.

De otro lado, para el señor Presidente Duque hubiese sido un problema muy grave el que su Embajador en Estados Unidos se declarara un consumidor de sustancias psicoactivas cuando está en la tarea de prohibir el consumo de marihuana en sitios públicos. Ahora bien, no se sabe si es que también el Presidente Trump acude de vez en cuando a darse un “toque” con la cannabis, teniendo en cuenta que con frecuencia asevera una cosa y luego se retracta. O también que un día habla bellezas del Primer Ministro de Corea del Norte y al otro, descalifica sus acciones.

Pero en fin, muy bien que el doctor Pachito se vaya a hacerle compañía a Trump, porque tendrán sus horas sabrosas, con los chistes a que nos tienen acostumbrados, ambos.