14 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«Dauntless», primera marca colombiana avalada por PETA, busca mercado europeo

9 de septiembre de 2018
9 de septiembre de 2018

Bogotá, 9 sep (EFE).- La joven emprendedora colombiana Paula Maldonado presenta actualmente la segunda colección de su marca, «Dauntless», la primera del país certificada por la organización Personas por el Trato Ético de los Animales, PETA, y con la que espera llegar en cuatro meses a Alemania, Suiza y Dinamarca.

Imagen Instagram

Con su más reciente propuesta, «Resolute», Maldonado decidió ser «más atrevida en el diseño de la ropa al incluir taches, flecos y gamuzas» y dar a conocer además su línea de carteras, dijo la creativa a Efe.

Actualmente, la marca «Dauntless» se encuentra presente en Nueva York, Berlín, Zurich, Marsella, Mónaco, Londres, Singapur, Dallas, Austin, Los Ángeles y Bogotá.

«A finales de 2017 mi mercado objetivo cambió de Norteamérica a Europa en un 70 % y mis proyecciones para el cierre del presente año son incrementar las ventas en línea haciendo mayor presencia en redes sociales y desplegando una mayor inversión en mercadeo digital», indicó Maldonado.

Para ello, explicó, tiene como meta «llegar en los próximos cuatro meses a Alemania, Suiza y Dinamarca, que experimentan ahora una fuerte tendencia hacia la sostenibilidad y el respeto por los animales», y en donde ya hizo contactos con posibles distribuidores.

Una vez comience en firme el proceso de expansión de Paula Maldonado y sus propuestas en Europa, la intención es aportar un grano de arena al mejoramiento de la imagen de Colombia en el exterior.

«Mi interés es que la moda colombiana la identifiquen como de calidad porque en este momento los compradores internacionales se preocupan por las condiciones laborales en las que fue hecha la ropa en el país», comentó.

Sin embargo, aclaró la diseñadora, «el tener mi propia maquila me permite controlar al 100 % el proceso de elaboración, la manera en la que las personas realizan su trabajo y la utilización de materiales en donde ningún animal es sometido a tratos crueles». EFE