22 de septiembre de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

César Montoya estuvo a punto de ser Contralor General

11 de septiembre de 2018
11 de septiembre de 2018

Política con pimienta

Casi… no vale

Casi hace gol, no sirve. Se hizo o no se hizo gol. Por qué lo escribimos? El Gran Caldas, siendo presidente  Carlos Lleras Restrepo, casi logra que el  negro César Montoya Ocampo fuera Contralor General de la  Nación. De la mano de José Restrepo Restrepo y Hernán Jaramillo Ocampo, fue el  candidato oficial  del conservatismo a esa posición. Nuestro paisano  barrió la competencia dentro de su partido  y quedó solo en el ring. En la elección le faltaron dos votos para coronar  esa aspiración que, más que suya, era de toda esta región. Ahora Felipe Córdoba, el risaraldense,  que sí sabe meter goles, se ganó el trofeo.

¿De dónde viene el negro?

Simpática la vida del Negro, que la conocemos de la A a la Z . Es  aranzazuno. Cuando llegó del seminario todos lo rechazaban. Poco significaba en la parroquia. Era metiche y de  todas partes lo  barrían.  Pronto comenzó a escribir en un periódico  parroquial. Después evidenció que era un gran orador en ciernes y se hizo abrir todas las puertas. Fundó un periódico  al que le puso el nombre de El Flamígero. Se entroncó con  Pedro Erasmo Alzate y José J. Jimenez que eran, entonces, los jefes del conservatismo . y el  negro se acostó sano y amaneció líder. Tuvo dos rivales feroces. Javier Gómez Ocampo y Fenibal Ramirez Serna, el primero abogado y el segundo médico. Lo maderiaban en todas las elecciones. El Negro siempre sacó 900 votos pero sus rivales no se bajaban de 2  a  3.000 sufragios. Poco le importaban  esas derrotas porque ya era amigo de Fernando Londoño, Silvio Villegas y Gilberto Alzate. Con ellos  el  Negro se recorría todo el departamento, desde Aguadas hasta Génova, desde Marmato hasta La Dorada.. En otra ocasión hablaremos de sus parrandas escandalosas,  y contaremos cómo un  Cura Párroco de apellido Pulgarín desde el púlpito peroraba contra el Negro  Montoya porque tenía amante y como ya era importante a  nivel municipal,  su vida privada no servía de ejemplo para los parroquianos. Hay mucha,  muchísima tela para cortar.  Es endiablada y victoriosa la vida de este paisano. Por entregas descorreremos las cortinas detrás de las cuales se esconde.  La suya es una película  de  muchas sorpresas.

La renuncia de Mauricio Lizcano

El exsenador Mauricio Lizcano protagonizó una jugada que le puede reportar dividendos políticos. Renunció a su candidatura a la dirección ejecutiva de la Federación Nacional de Departamentos. El viernes, antes de la reunión de gobernadores en Mompox, Bolívar, estaba a un paso de conseguir su objetivo. Pero llegó el presidente Duque y todo se le dañó. El jefe de Estado quebrantó la neutralidad que observó en el proceso de elección de Carlos Felipe Córdoba como Contralor General y de una mostró su inclinación por el exmagistrado del Consejo Nacional Electoral, Carlos Camargo. A Lizcano no le quedó más alternativa que doblar la cabeza. Está previsto que el costeño será elegido hoy martes. No tiene rivales. ¿Irá a una embajada Lizcano?

¿Rodrigo Rivera a una embajda?

Dicen en Bogotá que el pereirano Rodrigo Rivera, quien se desempeñó en el último tramo del gobierno de Juan Manuel Santos como Comisionado de Paz, iría a una embajada, posiblemente a la de Chile. Rivera es un hombre de suerte. Pocas veces lo hemos visto desempleado. Después de que termina un gobierno al que estuvo vinculado, cae de’parriba al mandato siguiente. ¿Será que se confabulan los astros para darle suerte?

Le fue como a perro en misa

A través del correo de las brujas supimos que el representante a la Cámara Luis Fernando Gomez Chano, llegó al gobierno central, en Bogotá, cargado de hojas de vida. Quienes le siguen sus pasos cuentan que le ha ido como a perro en misa. Ni siquiera lo atienden en las oficinas menores de los ministerios en Bogotá. Ya el presidente Duque había advertido que nada de mermelada. Seguramente que el Chano echó en bolsillo roto esta notificación. No sólo a él le ha ido mal. A un conocido político de Caldas lo llamó un amigo y le pidió que lo recomendara para una embajada a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez. El dirigente le contestó: “Ojalá, pero este gobierno no quiere saber absolutamente nada de mermelada ni de recomendaciones”. Así lo despachó. Al amigo Chano no le quedará otro camino que resignarse y decirles a sus amigos el gobierno de la mermelada todavía demora un poquito.

Aspira a la alcaldía de Villamaría

Está preparando toda su artillería para lanzar su candidatura a la alcaldía de Villamaría, el exconcejal de ese municipio Cristian Henao. Ha sido asesor del gobernador Guido Echeverri y ahora se desempeña como asistente del representante a la cámara por Cambio Radical, Erwin Arias. Quiere ser una opción nueva.