11 de diciembre de 2018

Alternativas en materia de alumbrado público para Manizales

Abogado egresado de la Universidad de Caldas. Director del área jurídica de la ONG Manizales en Común.
20 de septiembre de 2018
Por Alexander Álvarez Giraldo
Por Alexander Álvarez Giraldo
Abogado egresado de la Universidad de Caldas. Director del área jurídica de la ONG Manizales en Común.
20 de septiembre de 2018

 

 

Por Alexander Álvarez Giraldo

 

 

 

El Concejo de Manizales aprobó el Acuerdo 0978 de 2017, por medio del cual se modificó, entre otras cosas, el recaudo y la facturación del impuesto de alumbrado público, en el sentido de realizar el recaudo por medio de la factura del servicio público de alumbrado público. Esto generó que los usuarios de este servicio se incrementarán en 8.232 y que el INVAMA se ahorre 800 millones de pesos anuales por el recaudo que realizará la CHEC. Se estima un incremento en el recaudo del 23,6% anual, es decir, unos 3.300 millones de pesos anuales. En total con la modificación normativa el INVAMA tendrá $4`126.700.000 millones extras anualmente.

En la modificación normativa propuesta por el Alcalde de Manizales y aprobada por el Concejo Municipal, se cometieron dos grandes errores: se intentó convencer a la comunidad que la modificación en el recaudo era de carácter obligatoria ya que así lo establecía la Reforma Tributaria; por esta razón se señaló en la exposición de motivos del proyecto de acuerdo que “el impuesto de alumbrado público en el Municipio de Manizales es una actividad inherente al servicio de energía eléctrica por lo tanto se debe cambiar el sujeto pasivo”. Sin embargo, en la reforma tributaria se señaló que “Las empresas comercializadoras de energía podrán actuar como agentes recaudadores del impuesto”, es decir, no existe tal obligación, por lo cual se podría haber inducido al error al Concejo de Manizales.

El error más importante es que no se consideró el efecto negativo que tendría la medida en los pequeños comerciantes, especialmente, al incluirlos en la base de liquidación, ya que en la práctica se le creó un nuevo impuesto a cientos de ellos con locales inferiores a 15 metros cuadrados. No sobra recordar que este sector genera el 21% de empleo en Manizales, siendo el sector económico que más demanda mano de obra.

El Municipio de Manizales debe avanzar hacía una estructura tributaria progresiva a los comerciantes mediante la cual se reduzca el número de tributos y trámites que deben seguir, dando incentivos a la creación de empleo formal y a la alta demanda de empleo de los pequeños comerciantes. Por esta razón, una alternativa que podría ayudar a aliviar la carga tributaria de comerciantes que desarrollen su actividad en locales iguales o inferiores a 15 mts2 sería la de exonerarlos del pago del impuesto de Alumbrado Público.

Esta propuesta podría ser presentada por la Alcaldía de Manizales ante el Concejo Municipal tal y como ocurrió recientemente con el Acuerdo 0992 de 2018, que exoneró del pago de impuesto de industria y comercio y sus complementarios avisos y tableros y sobretasa bomberil, a Call Center y nuevos hoteles, entre otros.