20 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¡Acorralados por Maduro!

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
13 de septiembre de 2018
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
13 de septiembre de 2018

Comunidad y Desarrollo

uriel ortiz

Queda plenamente demostrado que los organismos internacionales: O.E.A, O.N.U, entre otros, mientras no dispongan de una fuerza binacional militar para hacer valer su autoridad, sus sanciones y rechazos a los abusos de poder, cometidos por los gobiernos socios, no pasarán de ser un saludo a la bandera.

Considero, la única solución a la problemática venezolana, tal cual lo planteó el presidente Trump, desde los inicios de su mandato, es de orden militar, no podemos esperar que una horda de delincuentes con ínfulas de autoridad y gobierno, quieran someter a todo el continente Américano.

Hemos visto por los noticieros de televisión cómo los venezolanos, están huyendo de su País en caravanas, hacia las fronteras de: Colombia, Ecuador y Perú, convirtiéndose para sus gobiernos en toda una problemática social qué si bien tiene solución en los inicios de su llegada, pasados los días en la misma situación, todo se vuelve intolerable y caótico.

Dado que el gobierno de Maduro es un delincuente “democrático”, – que se hizo reelegir violando todas las normas constitucionales y garantías electorales-, y que se le ha comprobado una serie de delitos de lesa humanidad: asesinaros, detenciones arbitrarias, violaciones a los derechos fundamentales, narcotráfico y en fin toda la infamia, que un criminal con ínfulas de gobernante pueda cometer, es apenas lógico que los países afectados por este flagelo tomen las medidas y correctivos necesarios.

El problema de Venezuela es de tal magnitud, qué si no se soluciona en la menor brevedad posible, se nos va a convertir en un grave problema de orden público, muy posiblemente con escenarios de violencia; ya se están presentando reyertas promovidas por el hambre y miseria de nuestros hermanos de Venezuela, que a la larga todo crimen o delito podrá cometerse bajo el amparo de estas dos circunstancias.

Hay que felicitar desde todo punto de vista la posición del gobierno del doctor Iván Duque, qué a un mes de posesionado, tiene muy claro cual es la situación en que se encuentran nuestros hermanos venezolanos y las determinaciones que se deben tomar en el inmediato futuro, no sea que se agrave más la situación y nos coja desprevenidos.

Pensar en el ignorante y delincuente de Maduro, secundado por el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente Diosdado Cabello, con el respaldo de las fuerzas militares, va a abrir un nuevo diálogo o convocar a nuevas elecciones, es perder el tiempo, puesto que estos bastardos saben muy bien que entregado el poder bajo cualquier circunstancia, les esperan muchos años de cárcel.

Alternativamente con el programa que se vaya adoptar para recuperar a Venezuela de la tiranía de Maduro y sus secuaces, hay que pensar en su reconstrucción; en los actuales momentos Venezuela es un País totalmente inactivo: social, económica y productivamente, la devaluación es tan vergonzosa que el Bolívar vale menos que nada y los venezolanos transeúntes los están regalando como el recuerdo mas amargo de sus vidas.

 

[email protected]