20 de octubre de 2018

Reconociendo la violencia de género

9 de agosto de 2018
9 de agosto de 2018

Manizales, 10 de agosto de 2018. De acuerdo al Ministerio de la Protección Social y la Fundación FES-Social. Estudio Nacional de Salud Mental, Colombia 2013 , la Violencia de género es  “cualquier acción, omisión, conducta o amenaza que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual, psicológico, económico o patrimonial a la persona, y afectaciones a las familias o las comunidades, esto asociado a un ejercicio de poder fundamentado en relaciones asimétricas y desiguales entre hombres y mujeres, donde se produce una sobrevaloración de los masculino en detrimento de lo femenino, tanto en el ámbito público como en el privado, para mantener condiciones de desigualdad y discriminación”.

El Instituto Nacional de Salud establece algunas razones por las cuales la violencia de género se constituye en una problemática de salud pública:

  • Debido a las graves afectaciones en el bienestar y la salud física y emocional de las víctimas, sus familias y la sociedad en general, y por los años de vida saludables perdidos.
  • Por su magnitud, es decir, la cantidad de población afectada, principalmente niñas, niños, adolescentes, jóvenes y mujeres; lo cual evidencia que la violencia de género es un asunto social y de interés público y no meramente un problema psicológico circunscrito al ámbito de lo privado, por lo tanto, requiere una acción coordinada por parte del Estado.
  • Porque son evitables ya que sus causas son culturales y sociales, y no biológicas y hereditarias.

Existen unos signos de alarma que se deben tener en cuenta frente a posibles situaciones de violencia de género como lo son los continuos arrebatos de ira y pérdida del control, las discusiones permanentes, el arrojar objetos y responder gritando ante situaciones con las que no se está de acuerdo, excederse en el cumplimiento de las normas y abusar de la autoridad, tener demasiado control y celos ante situaciones rutinarias como ir a la tienda, acudir a la escuela y realizar las compras del diario, mínimos cambios del estado de ánimo, insultos, críticas continuas, desautorizaciones ante órdenes dadas delante de los hijos, continuo consumo de licor, cigarrillo y otras drogas, o adicción al juego, imponer a la fuerza sus opiniones sin importar lo que piense o sienta el otro, desinterés ante los sentimientos y pensamientos de la pareja, golpear las paredes y las puertas de la vivienda y pensamientos machistas.

Recuerde, si se encuentra ante situaciones de violencia busque ayuda, en Manizales puede acudir a los servicios de Salud según el régimen de afiliación,  Comisarías de Familia, Fiscalía y Sijin o comunicarse con las líneas de atención 123 Mujer y Equidad de Género, 106, 141 o155.