16 de noviembre de 2018

Más dinero en los bolsillos para caldenses

27 de agosto de 2018
Por Camilo Gaviria Gutiérrez
Por Camilo Gaviria Gutiérrez
27 de agosto de 2018

Camilo Gaviria

Las cifras de Caldas nos retan a buscar entre todos las estrategias idóneas para continuar activando la economía en todos nuestros municipios. El principal objetivo de una alianza entre el sector privado, el público y la academia deber ser aumentar la cantidad de dinero en los bolsillos de los caldenses de manera sostenible con el medio ambiente. Algunos datos que debemos tener en cuenta son los siguientes:

  • Los salarios en el sector rural están 15% por debajo del salario mínimo.
  • El 90% de las personas del campo no cuentan con prestaciones sociales, condenándolos a que nunca logren obtener una pensión de jubilación.
  • El Dane en el 2016 estimó una población en Caldas de 989,934 habitantes. Esto significa que desde 1985 (867,403 hab) hemos tenido un crecimiento compuesto del 0,43%. Cada día tenemos una población más inactiva en la parte laboral por el envejecimiento, lo que afecta los ingresos en el hogar y trae grandes desafíos de respuesta del sistema de salud.
  • Manizales, La Dorada, Chinchiná, y Villamaría concentran el 71,7% del PIB de Caldas (Manizales pesa el 54,2%). Los municipios con mayor dependencia del sector agropecuario son los de menor crecimiento, y en su gran mayoría crecen por debajo del 2% y en algunos casos decrecen.

¿Qué vamos hacer ante este cambio en la estructura poblacional y económica de Caldas?

Nuestra gente, nuestras montañas, nuestros recursos y nuestra pasión nos deben llevar a pensar y actuar en grande. Nuestra generación tiene la obligación de conformar un solo equipo de alto desempeño POR CALDAS, capaz de lograr lo imaginable, de generar consensos, mayor confianza y de vencer el conformismo y la mediocridad.

El foco y la capacidad de ejecución deben ser pilares fundamentales para las siguientes ideas que hemos venido recogiendo y que esperamos seguir construyendo con el aporte de todos para continuar creciendo en el empleo formal y legal, generando oportunidades que permitan despertar el interés de los jóvenes de Caldas, técnicos y profesionales de servir y creer en el potencial de nuestro departamento. 

1) Fortalecer el campo y la agro industria. Caldas es agropecuario y llegó el momento de sentirnos orgullosos de nuestra vocación y de nuestros orígenes. Debemos trabajar en productos con vocación exportadora, brindar acompañamiento técnico, estructurar cadenas de suministro y conformar canales de distribución para llegar a mercados rentables y sostenibles. Para aprovechar nuestros suelos y los diferentes pisos térmicos que tenemos, es importante hacer clusters agroindustriales que nos permitan tener tamaño y excelencia. El mercado mundial nos muestra oportunidades en cacao de origen, aguacate Hass, limón Tahití, congelados de jugos, derivados lácteos diferenciados y cafés especiales que podamos vender por encima de $100,000 la arroba.

2) Escalar la creación de valor en el sector servicios para comunicarlo en el exterior y así lograr capturar nuevos ingresos.

  1. Turismo, ya que la vida nos dio una biodiversidad única con lugares mágicos y maravillosos, debemos invertir en capacitación de servicio al cliente, diseño de rutas, y mejoramiento de infraestructura. Ciudades en el mundo con menos que mostrar, hacen más dinero que nosotros, debemos vender en todas las ferias nuestro departamento.
  2. Servicios de Salud. Con el conocimiento médico de nuestras universidades, los profesionales idóneos con los que contamos, hacen posible invitar a extranjeros a que vengan a nuestro departamento a realizarse intervenciones odontológicas, estéticas, entre otras, que en sus países de origen debido a los altos costos no se pueden hacer.
  3. Educación. Nuestras universidades y centros de formación deben hacer de nuestra región el mejor lugar para que jóvenes y profesionales de todo el país y del continente vengan a realizar su pre grado y sus maestrías.
  4. Energías Limpias ¿Podemos retomar el proyecto de crear pequeñas hidroeléctricas en Caldas, bajo la premisa que sean amigables con el medio ambiente y que los municipios y el departamento sean los gestores y tengan un porcentaje en la propiedad? ¿Somos capaces de hacer bien los proyectos involucrando a las comunidades desde el principio? Como aprender de los errores, y evitar que nos pase “pan de hoy, ¿hambre de mañana”? ¿Cuánto dinero a perpetuidad para invertir en vías terciarias, salud, deporte, cultura, educación, protección de flora y fauna, podemos obtener con los proyectos de pequeñas hidroeléctricas?
  5. Servicios Tecnológicos creciendo en el desarrollo de software, aplicaciones, call center, diseños digitales, entre otros.

Adicionalmente tenemos algunos capítulos apartes que por espacio solo mencionare dos:

1) Aeropuerto del Café. No es momento de discutir, es momento de cumplir. Necesitamos coraje y valentía del poder ejecutivo local. Apoyo, unión y decisión de gremios y congresistas. Veeduría y exigencia de la ciudadanía. El aeropuerto es vital para lograr lo anteriormente mencionado.

2) Industria Licorera de Caldas. ¿Cómo hacemos para duplicar su utilidad y así tener más recursos para invertir en las prioridades del departamento? ¿Hay procesos que podemos fabricar que actualmente hacen terceros y así obtener mayor rentabilidad? ¿Hay espacio para ser más eficientes en gastos? ¿En qué va el proceso con la Dian?

La combinación de todo lo anterior, nos permitirá seguir fortaleciendo las diferentes industrias locales que no mencioné y que han sido fundamentales para el desarrollo de Caldas. Todos somos Caldas, y todos somos capaces de hacer de Caldas el mejor lugar para estudiar, trabajar y vivir felices.

@Camilogaviriag