Fontur 2018
La insubsistencia de Córdoba

Política con pimienta

Crédito: El Nuevo Siglo

Felipe Córdoba si no hay otra voltereta poliquitera de última hora, será el nuevo Contralor de la nación. Pero el horizonte hay de nubes negras que pueden empañarle el proceso. Durante las negociaciones entre los partidos para respaldarlo, causó estupor las declaraciones que dio Sandra Morelli sobre Córdoba quien fue su Sub-contralor. Dijo entre otras cosas: “A Córdoba lo declaré insubsistente pues les pidió apoyo para sus aspiraciones políticas a los contratistas del Estado William Vélez y Ríos a pesar de que estos estaban siendo investigados por la propia Contraloría”. También dijo que Felipe Córdoba como Auditor General de la Nación no sancionó a un solo gobernador, a pesar de la corrupción tan grande en los departamentos del país, y que los trató según su conveniencia política. Estas afirmaciones no desmentidas públicamente por Córdoba, dejan muy mal parado a los parlamentarios en su tal lucha contra la corrupción. Serán ciertas estas denuncias? Averígüelo Vargas y cuéntele a sus colegas.

El presidente eterno y su lucha frontal contra la corrupción

Álvaro Uribe se fue en contra de la consulta anticorrupción del 26 de Agosto a pesar de haberse comprometido a apoyarla y trabajar por ella en todo el país. A pesar  del avance de Córdoba para ser elegido Contralor, Uribe declaró públicamente que se iba a dedicar el fin de semana a voltear los votos a favor de su candidato Lafourie. Al candidato de Uribe le han hecho serios cuestionamientos en público y en privado, pues entre otras, fue sancionado y multado por tráfico de influencias, fue citado a declarar en la fiscalía por supuestos delitos cometidos en el programa Agro Ingreso Seguro y es claro opositor al acuerdo firmado con las FARC y en particular contra la ley de tierras sobre lo cual tiene grandes intereses personales, familiares y de amigos.

Cambió las reglas de juego

Como si fuera poco Ernesto Macías en su condición de Presidente del Senado y gran subordinado del presidente eterno, cambió las reglas de juego quitando dos inhabilidades clarísimas que tenía Lauforie para su aspiración. La sanción por tráfico de influencias y su condición de esposo de un miembro del Senado que es donde se elige al Contralor.

Uribe, que tanto se precia del valor de su palabra y de la honorabilidad de sus actuaciones, demuestra que ni lo uno ni lo otro le importan, pues privilegia un Contralor como Lafourie que cuide a sus amigos.

La opereta de los tres tristes tigres 

“Su gobierno da asco”. “mentiroso, mentiroso, mentiroso”. “está loco de atar”. “Sus amigos están siendo llamados a indagatoria”. “Gobernó con criminales”. Insultos y acusaciones que se cruzaron tres ex presidentes Colombianos entre sí, fueron olvidados al reunirse muy tiesos y muy majos en el teatro de la ópera en Bogotá. Que trama. Inverosímil y disparatada la de Gaviria, Pastrana y Uribe, quienes de ser enemigos políticos y tratarse de manera desobligante, desafiante e irrespetuosa para con la sociedad Colombiana, mostrándose unidos ante el nuevo Gobierno para colmar sus aspiraciones personales y participar en la repartija de la tradicional “Marrana Burocrática”. Los Colombianos que cada vez les creen menos, se regocijaron cuando en la Redes Sociales los dibujaron mágicamente y los pusieron a cantar cual trio trasnochado; “si nos dejan, los vamos a joder toda la vida”. Amanecerá y veremos.