16 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Dimitir, volver en sí, atrás, mandamás, tratarse de

Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
21 de agosto de 2018
Por Efraim Osorio
Por Efraim Osorio
Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
21 de agosto de 2018

Quisquillas de alguna importancia

efraim osorio

Entonces, si el entrevistado desconoce estas nociones, el entrevistador –un periodista, supongo– está en la obligación de corregir esos desatinos. ¿O sí?

El verbo ‘dimitir’ (“renunciar, hacer dejación de algo, como un empleo, una comisión, etc.”) rige la preposición ‘de’, puesto que su complemento es de procedencia, no de destino ni de fin, en palabras de algún paisano, ‘de allá para acá’, no ‘de aquí para allá’. En la entrevista que la buena periodista María Isabel Rueda le hizo a Ernesto Macías, escribe: “…anuncia que el Centro Democrático tratará de que Uribe no dimita a su escaño en el Senado…” (El Tiempo, 30/7/2018). Por la lógica de la gramática, no me cansaré de repetirlo, las preposiciones tienen cada una un oficio distinto en la oración, según el complemento que introducen, verbigracia, ‘voy a una reunión’, ‘vengo de almorzar’.

En la frase glosada, la construcción correcta es ésta: “…que no dimita de su escaño en el Senado”. Lógicamente. ***

En una de sus respuestas, la actriz Sara Beltrán dice: “Terminé recortando más de la mitad del mismo (monólogo ‘Fritos pero no revueltos’) cuando volví en sí ja, ja, ja” (El Tiempo, Respuesta instantánea, 10/8/2018). Los pronombres personales son de primera, segunda y tercera personas, tanto del singular como del plural: yo, tú, él; nosotros, vosotros, ellos. Muy elemental. Cuando hacen las veces de complementos, los tres primeros cambian en ‘me, mí; te, ti; se, le, sí’, por ejemplo, ‘me dijo, para mí; te dijo, de ti; le dijo, en sí’, este último, también para su plural, verbigracia, ‘volvieron en sí’. Cada uno de ellos, exclusivamente para la respectiva persona. Elemental, también. Ignoro si la señora Beltrán se rio de su respuesta o de la incorrección gramatical en que incurrió, porque, como hablaba en primera persona, tuvo que expresarse correctamente, de este modo: “…cuando volví en mí, ¡ja, ja, ja!”. En una entrevista, el entrevistado responde, el entrevistador transcribe. Entonces, si el entrevistado desconoce estas nociones, el entrevistador –un periodista, supongo– está en la obligación de corregir esos desatinos. ¿O sí? ***

A veces, la partícula ‘que’ se emplea en la construcción gramatical de un comparativo, por ejemplo, “eso es más costoso que un vuelo en Avianca”. Es decir, que en otras coyunturas puede estar desubicada, como en la siguiente frase que cita la periodista Adriana La Rota: “Las zonas con cultivos de coca están nueve años atrás que las demás zonas rurales” (El Tiempo, Informe de la Fundación Ideas para la Paz, 11/8/2018). El adverbio de lugar ‘atrás’, que puede ser reemplazado por ‘detrás’, pide la preposición ‘de’, razón por la cual la frase, bien construida, es ésta: “…nueve años atrás de las demás zonas rurales”. Habría dado en la diana el redactor si hubiese construido de esta manera: “…nueve años más atrás que…”, porque en este caso sí hay comparación, comparación en la que el adverbio de cantidad ‘más’  modifica al adverbio ‘atrás’. ***

El sustantivo ‘mandamás’ (“persona que ostenta demasiado su autoridad, mandón”) tiene plural, ‘mandamases’. Para La voz del lector, el señor Elceario de J. Aristizábal escribió: “Y fue entonces cuando a los mandamás de la educación les pareció…” (LA PATRIA, 10/8/2018). Y no lo digo yo. El Diccionario panhispánico de dudas (2005), de la Academia de la Lengua, enseña: “Mandamás. En el lenguaje coloquial, ‘persona que tiene el mando o la autoridad’. Es común en cuanto al género (…). Su plural es mandamases”. La norma gramatical es clara: los nombres terminados en ‘ese’ añaden ‘es’ para la formación de su plural, verbigracia, ‘compás, compases’; ‘aguarrás, aguarrases’, ‘anís, anises’. ***

Afirmación del señor Francisco J. González S.: “De esto se trata la cátedra de Historia Regional…” (LA PATRIA, 10/8/2018). ¡Sí, señor! Sin duda, pero está gramaticalmente mal expresada la declaración, puesto que la inflexión verbal ‘tratarse de’, por ser impersonal, no admite sujeto: “En eso consiste la cátedra de Historia Regional”. Y no sobra repetirlo y repetirlo y repetirlo…

[email protected]